Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

Barcelona pide que la ITV controle las emisiones

El Consistorio exige que analice óxidos de nitrógeno y partículas en suspensión

DANI CORDERO ·22/03/2011 - 23:00h

Nube de polución sobre Barcelona, el pasado 8 de febrero. MANU FERNÁNDEZ

El Ayuntamiento de Barcelona apoya a los Ministerios de Medio Ambiente e Industria para que modifiquen los protocolos de la inspección técnica de vehículos (ITV). El consistorio quiere que se introduzca el análisis de las emisiones de óxidos de nitrógeno y de partículas en suspensión y así se lo pedirá de forma oficial la próxima semana, una vez aprobado el Plan de Energía y Calidad del Aire 2011-2020 de Barcelona el próximo viernes. Tal y como avanzó Público el pasado 11 de febrero, el Gobierno ya analiza introducir esos análisis como complemento a los que se realizan ahora para controlar las emisiones de dióxido de carbono.

La introducción de esa medida permitiría al Ayuntamiento de Barcelona retirar de la circulación a los vehículos más contaminantes. Los estudios realizados aseguran que actuando sobre el 3% de los vehículos se puede conseguir una reducción de los óxidos de nitrógeno del 11,9%. De hecho, el plan presentado hoy contempla la instalación de radares ambientales, que leen de forma automática las matrículas de los vehículos y analizan sus emisiones. El objetivo es que esos datos puedan ser enviados al titular del automóvil para hacerle saber que está incumpliendo los umbrales de contaminación e introduzca modificaciones técnicas para resolver el problema. Si la ITV fuera modificada, el Ayuntamiento tendría capacidad para obligar al titular a efectuar las modificaciones técnicas necesarias.

La capital catalana estudia vetar a los vehículos más contaminantes

Además, el cambio de las condiciones de la ITV permitiría a Barcelona la implantación de una zona de bajas emisiones, en la que sólo pueden circular vehículos que cumplen ciertos parámetros, tal y como ya funcionan en otras ciudades europeas como Berlín, Múnich, Estocolmo o Londres. El documento entregado hoy señala que la implantación de esa zona, a analizar, podría realizarse en cuatro años, si bien hoy fuentes de la Concejalía de Medio Ambiente señalaron que lo más eficiente sería que esa zona fuera más amplia y abarcase toda Catalunya. Esta medida permitiría reducir un 16,8% las emisiones de óxidos de nitrógeno, el contaminante con mayores concentraciones en Barcelona y por el que está apercibida por la Comisión Europea.

El Ayuntamiento analiza la creación de una zona de bajas emisiones 

"Dificultaremos la circulación de coches por el centro de Barcelona", señaló hoy la ecosocialista Imma Mayol, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento, quien llegó a asegurar que la ciudad se planteaba vetar la circulación de vehículos de más de diez años de antigüedad, lo que le valió la corrección del concejal de Movilidad, Francesc Narváez, quien sostuvo horas después que no se puede impedir la circulación por motivos de antigüedad y que todo está en manos de la reforma de la ITV.

El Ayuntamiento de Barcelona quiere que Estado y Generalitat inicien un nuevo Plan Renove con la intención de renovar de forma acelerada el parque de vehículos con objetivos medioambientales.