Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

Aficionados al snowkite deben usar equipo de protección: estudio

Reuters ·22/03/2011 - 19:51h

Por Leigh Krietsch Boerner

La práctica de snowkite, el último deporte extremo que une la potencia del viento con la acrobacia del snowboard y el esquí, es cada vez más popular y sus adeptos tienen más riesgo de sufrir lesiones, en especial en la rodilla y la espalda.

Es similar al kite surfing, un deporte en el que hay que pararse sobre una tabla para surfear con ayuda de un paracaídas o vela. En el snowkite, se usan esquíes o una tabla para deslizarse en la nieve, glaciares o lagos congelados.

En ambos deportes, la velocidad y los saltos con giros son parte de la diversión.

Pero esa adrenalina tiene su costo, de acuerdo a un estudio publicado en American Journal of Sports Medicine.

En una temporada de invierno, el equipo de Philipp Moroder, investigador especializado en traumatología y lesiones deportivas de la Paracelsus Medical University, en Salzburgo, Austria, estudió a 80 seguidores del snowkite, registrando la cantidad y el tipo de lesiones.

Trece mujeres y 67 hombres sufrieron lesiones como cortes y raspaduras, aunque también más de una docena de lesiones graves, como esguinces, roturas de ligamento y fracturas.

Se detectaron 17 lesiones por cada 2.000 horas de práctica. Las más comunes fueron las de espalda (30 por ciento), rodilla (24 por ciento), hombro (21 por ciento) y cabeza (21 por ciento).

Los principiantes fueron mucho más propensos que los expertos a lesionarse, con 40 lesiones por cada 2.000 horas, comparado con 10 entre los expertos.

Las lesiones en los principiantes tendieron a ser leves, mientras que en los expertos fueron más graves. Esta diferencia se debe quizás a que los segundos son más propensos a realizar saltos grandes y a practicar el deporte cuando la velocidad del viento es lo suficientemente alta como para que los inexpertos no salgan a la nieve.

Los usuarios de tablas se lesionaban tres veces más que los que preferían los esquíes (23 contra ocho lesiones por cada 2.000 horas). Ese patrón es el mismo que el que existe al comparar la práctica del snowboarding con el esquí tradicional.

La mayoría de los adeptos al snowkite usaban casco, según el estudio de Austria, y el equipo de Moroder respalda ese hallazgo con la proporción relativamente baja de lesiones en la cabeza registradas en el estudio.

Sólo la mitad usaba protectores de espalda, una armadura de plástico rígido diseñada para proteger la columna y los hombros durante la práctica de deportes extremos.

Dado que un tercio de las lesiones fue en la espalda, es probable que ese equipo protector no se esté usando adecuadamente, indicó Michael Joseph, profesor asistente de fisioterapia de la University of Connecticut, Storrs, que no participó del estudio.

Los principiantes deberían usar el equipo de seguridad adecuado, como el mecanismo de liberación rápida del paracaídas, un casco y un protector de la espalda, enumeró Moroder.

En Estados Unidos, un protector de espalda y un equipo completo para cubrir el torso cuestan entre 50 y 300 dólares o más. Los cascos para la práctica de snowboard y de esquí se venden en todas las tiendas de deportes.

"Y, además, lo mejor es contar con el asesoramiento de un instructor o un deportista experimentado", dijo Moroder a Reuters Health.

FUENTE: The American Journal of Sports Medicine, online 9 de marzo del 2011.