Lunes, 14 de Enero de 2008

Ahmadineyad envía mensajes a sus vecinos árabes para contener las presiones de Bush

EFE ·14/01/2008 - 08:33h

EFE - El príncie heredero de Abu Dhabi, jeque Mohammed Bin Zayed Al Nahayan (d) escucha al presidente norteamericano George W. Bush (i) hablando sobre el Instituto Masdar, en el Hotel Palacio de los Emiratos de Abu Dhabi, EAU, hoy lunes 14 de enero, en el segundo día de la visita de Bush.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha reiterado su disposición a reforzar la cooperación económica y en materia de seguridad entre Irán y sus vecinos árabes, aparentemente para contener la presión que ejerce sobre esos estados el presidente de EEUU, George W. Bush.

Según informaron hoy fuentes iraníes, Ahmadineyad envió mensajes en este sentido a los dirigentes Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Qatar, Bahrein, Omán y Kuwait, que integran el Consejo de Cooperación del Golfo (CCG).

Bush, esperado hoy en Arabia Saudí en el marco de su gira por Oriente Medio y el Golfo Pérsico, lanzó ayer desde EAU nuevas advertencias contra Irán, al que acusó de patrocinar el terrorismo y de amenazar a sus vecinos del CCG.

Según las fuentes iraníes, los mensajes de Ahmadineyad han sido entregados a los embajadores del CCG en Teherán, y en ellos el líder iraní proponía poner en marcha un plan de cooperación económica y en materia de seguridad que presentó en diciembre a esta alianza árabe.

Ese plan, cuyo objetivo es "evitar la intervención extranjera (en aparente alusión a EEUU) en el Golfo", según el propio Ahmadineyad, destaca también la cooperación en los campos de inversión, enseñanza y turismo, así como el sector bancario y la protección del medioambiente, entre otros.

Asimismo, incluye el establecimiento de un "corredor de norte a sur del Golfo para la exportación de la energía", y propone anular los visados y permitir a los ciudadanos de las dos partes la libre adquisición de inmuebles, además de la creación de una zona de libre comercio.

En sus mensajes a los mandatarios del CCG, Ahmadineyad recordó que habían prometido estudiar su propuesta, y subrayó la importancia de continuar la cooperación entre los países de la región en los ámbitos político, económico, cultural y de seguridad, añadieron las fuentes.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Manuchehr Mottaki, rechazó ayer las acusaciones de Bush, en el sentido de que Irán apoya el terrorismo, e insistió en que "demuestran el fracaso" de su gira por Oriente Medio.