Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

Asocian infecciones de oído con sentido del gusto y con el peso

Reuters ·22/03/2011 - 18:05h

Los niños con infecciones de oído crónicas tienden a pesar más y a tener menos sentido del gusto que el resto, de acuerdo a un estudio de investigadores coreanos.

No es la primera vez que se describe esta relación, pero nadie la pudo explicar aún. Una hipótesis es que las infecciones auditivas podrían dañar los nervios que conducen las señales del sabor al cerebro y eso haría que los niños comieran más.

En principio, eso influiría en la obesidad, que ha alcanzado proporciones epidémicas en muchos países, debido a que las infecciones de oído son uno de los trastornos infantiles más comunes.

El equipo de Il Ho Shin, de la Universidad Kyung Hee, en Seúl, comparó el sentido del gusto de 42 niños con infección del oído medio y de 42 niños sanos. Todos tenían entre 3 y 7 años.

Los pacientes que tenían una infección pesaban más que el resto: tenían un índice de masa corporal (IMC) de 20,6 versus uno de 17,7.

En los niños, el cálculo del IMC incluye la edad. Según las tablas de crecimiento de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, un índice de 17 es el valor promedio para los varones.

El sentido del gusto también estaba alterado en los niños con infecciones auditivas. Este grupo también tenía más problemas que el otro para saborear la sal y el azúcar.

Head & Neck Surgery.

El estudio no prueba que las infecciones de oído hagan engordar, pero el equipo de Corea sostiene que es posible que la inflamación altere las señales del sentido del gusto que atraviesan el oído medio.

Head & Neck Surgery, 21 de marzo del 2011.