Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

Knut pudo morir por "anomalías significativas en el cerebro"

El Zoo de Berlín albergará un escultura en honor al oso

PÚBLICO.ES ·22/03/2011 - 18:17h

Knut, el famoso oso polar que falleció de forma repentina el pasado fin de semana, podría haber muerto "por anomalías significativas en el cerebro", ha explicado el Zoo de Berlín en un comunicado.

Ese 'podría' es el que, precisamente, no acaba de convencer a los alemanes, que exigen más concreción y, a ser posible, detalles más fidedizgnos sobre la muerte del animal. Ante las quejas, el Zoo de Berlín ha encargado una autopsia al Instituto Leibniz de Investigación de Animales Salvajes y de Zoológico.

La muerte del animal  se produjo después de que las tres osas polares que tenía como compañía desde el pasado otoño, su madre Tosca, así como Nancy y Katjuscha, habían sido encerradas en la osera del zoológico.

El súbito fallecimiento del oso ha abierto la puerta de par en par a las especulaciones. Los medios alemanes barajan la idea de que Knut pereció ahogado en la gran piscina de su recinto tras sufrir un infarto. Un mujer que se encontraba en el fatídico momento grabó el momento: tras varias convulsiones, el oso cae desplomado en el agua.

Lo que sí se sabe seguro es que el zoo de Berlín han descartado que Knut vaya a ser enterrado junto a su cuidador y "madre adoptiva" Thomas Dörflein, que falleció en septiembre de 2008 de un infarto a los 44 años de edad. A cambio, el recinto albergará un escultura en honor al oso, que será disecado.