Lunes, 14 de Enero de 2008

Bush visita el emirato de Dubai antes de continuar viaje a Arabia Saudí

EFE ·14/01/2008 - 08:33h

EFE - El príncie heredero de Abu Dhabi, jeque Mohammed Bin Zayed Al Nahayan (d) escucha al presidente norteamericano George W. Bush (i) hablando sobre el Instituto Masdar, en el Hotel Palacio de los Emiratos de Abu Dhabi, EAU, hoy lunes 14 de enero, en el segundo día de la visita de Bush.

El presidente de EEUU, George W. Bush, llegó hoy a Dubai para realizar una breve visita a este emirato en el Golfo Pérsico, antes de viajar a Arabia Saudí, en el marco de su gira por Oriente Medio.

Bush tiene previsto reunirse con el vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y gobernante de Dubai, jeque Mohamad bin Rached, y entrevistarse con estudiantes y empresarios en el lujoso hotel de Burj Al Arab.

El presidente estadounidense podría visitar algunos de los proyectos multimillonarios que está construyendo Dubai, como la torre que lleva el nombre de este emirato, y que se ha convertido este mes en edificio más alto del mundo, con 598 metros de altura.

Antes de viajar a Dubai, donde está uno de los puertos más importantes de Oriente Medio, Bush visitó en el lujoso hotel "Emirates Palace" una exhibición sobre los proyectos a realizar en la isla de Sadiyat, en la capital emiratí, Abu Dhabi.

En esta isla, Abu Dhabi desarrolla proyectos culturales y turísticos por valor de 27.000 millones de dólares, que incluyen la construcción del que será el "Louvre de las arenas".

Las autoridades de Dubai han adoptado medidas de seguridad sin precedentes para recibir a Bush, y han declarado hoy día festivo en todo el emirato, donde permanecen cerrados los ministerios e instituciones gubernamentales, así como los colegios, bancos, oficinas de cambio y la Bolsa de Dubai, además de todas las empresas del sector privado.

Los EAU se han convertido en el socio comercial más importante de EEUU en Oriente Medio, ya que el volumen del intercambio comercial entre los dos países alcanzó los 13.000 millones de dólares en 2006, según el ministro emiratí de Asuntos Exteriores, jeque Abdala bin Zayed al Nahiyan.