Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

El presidente de Yemen dice que se irá antes de un año

"Ali Abdulá Saleh no se irá sin saber a quién entregará el poder", señala un portavoz, mientras amenaza con una guerra civil

PUBLICO.ES / EFE ·22/03/2011 - 12:40h

REUTERS - El predidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh, se dirige al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas.

Sin Gobierno desde el domingo, con el país en estado de emergencia, con parte de la cúpula militar del lado de los manifestantes, con un cascada de dimisiones, el presidente de Yemen, Ali Abdalá Saleh, está cada vez más cercado.

Y como hacen los animales heridos, se revuelve e intenta morder: este martes amenazó con un guerra civil al afirmar que "cualquier intento de dar un golpe de Estado" para tomar el poder llevará al país al enfrentamiento. Sin embargo, poco después anunció que dejará el poder a finales de 2011 o principios de 2012

Saleh hizo está declaración durante una reunión del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que fue transmitida en directo por la televisión pública yemení.

"Cada dirigente tiene que asumir su responsabilidad en su zona para mantener la seguridad de la institución militar porque cualquier división se reflejará negativamente en la estabilidad de la nación", afirmó.

Asimismo, insistió en que la institución militar es "estable" y debe respetar las leyes y la Constitución, un día después de que el número dos del Ejército anunciase que se unía a los manifestantes que desde hace casi dos meses protestan contra Saleh.

Sobre éstos, el presidente yemení dijo que "los jóvenes de la revolución son víctimas de fuerzas políticas antiguas, cuyo objetivo es el poder y después de que lleguen al poder, renunciarán".

"Y después, ¿qué?" 

Su responsabilidad, según Saleh, es no entregarle el poder a cualquiera. "Los Hermanos Musulmanes no aceptan a los comunistas, los naseristas no aceptan a los Hermanos Musulmanes, ni los hutíes (rebeldes chiíes) aceptan a los Hermanos Musulmanes. Nadie acepta al otro. Cada uno tiene una agenda y todos quieren llegar al poder, y después de que lleguen ¿qué?", comentó Saleh.

Un poco más tarde un portavoz oficial hizo este anuncio: "El presidente Ali Abdulá Saleh dijo que entregará el poder a través de elecciones (parlamentarias) y la formación de instituciones democráticas a finales de 2011 o enero de 2012", dijo a Reuters el secretario de prensa del presidente.

"Ali Abdulá Saleh no quiere el poder. Ali Abdulá Saleh no se irá sin saber a quién entregará el poder". La oposición reaccionó inmediatamente, rechazando esta oferta del presidente del país situado en el sur de la península Arábiga, y su portavoz afirmó que las próximas horas serán decisivas.

El viernes pasado, Saleh impuso el estado de emergencia en todo el país, coincidiendo con una matanza en los alrededores de la Universidad de Saná que causó al menos 45 muertos y 270 heridos.

El Yemen es escenario de protestas políticas contra el régimen de Saleh desde el pasado 27 de enero, aunque se intensificaron a mediados de febrero pasado.