Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

Nobu Matsuhisa y Robert de Niro preparan su desembarco culinario en Pekín

EFE ·22/03/2011 - 09:22h

EFE - En la imagen, el restaurador Nobu Matsuhisa (i) y el actor estadounidense Robert De Niro, durante la ceremonia de inauguración del primer restaurante Nobu de Europa Central en Budapest (Hungría). EFE/Archivo

El restaurante Nobu, propiedad del cocinero que da nombre al establecimiento, Nobuyuki Matsuhisa, y del actor estadounidense, Robert de Niro, hará su apertura oficial el próximo siete de abril, después de varias semanas de "soft opening", en las que el restaurante ha funcionado a un ritmo menor de su capacidad.

En la apertura oficial, a la cual se espera asistan unas 400 personas, se contará con la presencia el actor honkonguense Jackie Chan, quien cumplirá 57 años el mismo día de la inauguración, para la cual, sin embargo, no está confirmada la presencia de De Niro.

A pesar de que el restaurante conservará el estilo y los platos propios de Nobu, al frente del establecimiento pequinés estará un noruego, Oyvind Naesheim, quien ya ha pasado por los restaurantes de Londres y Hong Kong y que se ha encargado de dar forma al proyecto en la capital china.

"Soy el cocinero jefe aquí y estoy en el proyecto desde el inicio. Mi trabajo también fue diseñar la cocina y enseñar a nuestros cocineros así como preparar todo para la apertura oficial", aseguró Naesheim a Efe.

El establecimiento de Pekín es el número 30 de una cadena que nació en Nueva York en 1994 y que tiene presencia en ciudades tan diferentes como Miami, Ciudad de México, Dubai, París o Milán, donde el copropietario es el diseñador de moda Giorgio Armani.

De los treinta restaurantes abiertos, tres de ellos, Nobu Las Vegas (Estados Unidos) y los londinenses Nobu London y Nobu Berkeley Street London, cuentan con una estrella Michelin.

La cocina del Nobu Beijing, según Naesheim, será una mezcla de la frescura de la comida japonesa con elementos tradicionales de la gastronomía latinoamericana, donde vivió Matsuhisa, aunque sin olvidar el país en el que se encuentran pero "nunca con la idea de hacer sólo comida china" como límite.

"Tenemos las bases de la cocina japonesa y latinoamericana las cuales desarrollaremos, por supuesto, con aspectos interesantes de la cocina china, aunque siempre con nuestro propio toque", declaró.

Tanta es la similitud con otros restaurantes de Nobu que se ha mantenido en la carta una especie en peligro de extinción como es el atún rojo, aunque desde el propio establecimiento afirmaron a Efe que sólo servirán este pescado procedente de piscifactorías españolas, nunca de capturas en libertad.

Sobre qué ocurrirá después de la inauguración, tanto Naesheim como los responsables del local aseguraron a Efe que esperan "una gran acogida como la que han vivido desde el 'soft opening' donde han superado el límite diario propuesto en "numerosas ocasiones".

"Nuestro trabajo está claro. Hace poco que hemos llegado a Pekín por lo que nuestra tarea será darle continuidad a la labor creada en otras partes del mundo e intentar buscar lo que a la gente le gusta aquí", indicó Naesheim.

El precio por persona en el nuevo restaurante oscilará entre los 700 y los 1.000 yuanes (entre 77 y 110 euros o 106 y 152 dólares) y contará con área de no fumadores, bar y salas privadas para cenas de empresa o celebraciones.