Archivo de Público
Martes, 22 de Marzo de 2011

Un paso adelante en la lucha contra la trata de blancas

Asociaciones de mujeres celebran la decisión del Consejo de Estado tras el fracaso de la autorregulación

ANNA FLOTATS ·22/03/2011 - 06:00h

Un burdel de carretera.

Los medios de comunicación escritos que publican anuncios de contactos son "cómplices" de la trata de blancas, según Yolanda Besteiro, presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas. Por eso, esta asociación que desde 2007 lucha por la retirada de este tipo de publicidad en los periódicos celebró ayer la decisión del Consejo de Estado.

"Algunos medios escritos caen en una gran contradicción: por una parte, denuncian en sus páginas la trata de personas y al mismo tiempo permiten este tipo de anuncios", critica Besteiro, "que vulneran los derechos humanos de las mujeres".

La Federación de Mujeres Progresistas entiende que la prohibición de los anuncios de contactos en los periódicos es igual de lógica, o más, que la prohibición de los anuncios de tabaco. "En el caso de los cigarrillos se pretende prevenir un daño a la salud pública y eliminando los anuncios sexuales de la prensa luchamos contra un atentado a los derechos humanos", resume Besteiro.

En el mismo sentido, la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención de la Mujer Prostituida (Apramp) valoró ayer la decisión del Consejo de Estado por ser un "paso adelante en la lucha en contra de la violencia que supone la trata de blancas", afirma la portavoz de la asoicación, Rocío Nieto. Al margen del tráfico de personas que se esconde detrás de los anuncios de contactos, la Apramp insiste en que "simplemente su contenido es pura violencia". "Las mujeres se convierten en un objeto de consumo y la mayoría son menores sometidas y privadas de libertad", denuncia Nieto.

Autorregulación

La resolución del Consejo de Estado llega después del fracaso de la autorregulación, una medida que la mayoría de periódicos obvió y que provocó, según Médicos del Mundo, "la normalización" de este tipo de publicidad. La vocal de Derechos Humanos de esta ONG, María Del Río, considera "adecuada" la propuesta del Consejo de Estado, aunque señala que hubiera sido mucho mejor que la autorregulación funcionara porque implicaba "un importante proceso de aprendizaje".

Médicos del Mundo denuncia que las mujeres aparezcan en los periódicos como si fueran "una mercancía más", por lo que ve lógico que los medios de comunicación, "como agentes sociales que son, asuman su responsabilidad", señala Del Río.