Archivo de Público
Lunes, 21 de Marzo de 2011

El primer ojo evaluado siempre tiene presión más alta: estudio

Reuters ·21/03/2011 - 17:52h

La presión intraocular (PIO) siempre es más alta en el primer ojo evaluado que en el segundo, de acuerdo a un nuevo estudio.

Según el equipo de Melike Pekmezci, de la University of California, San Francisco, los trabajos previos habían sugerido que la PIO era más alta en el ojo derecho que en el izquierdo.

Pero lo que sucedería en realidad, explicó en Archives of Ophthalmology, es que los médicos miden primero el ojo derecho.

Los nuevos resultados podrían tener alcances clínicos, en especial para el tratamiento de los pacientes con glaucoma, de modo que lo mejor es realizar varias mediciones en una serie de consultas y con variación del orden de los ojos.

El estudio aleatorio incluyó a 105 voluntarios sanos, de alrededor de 40 años, que fueron divididos en dos grupos. El equipo realizó con todos los pacientes una serie de dos tomas de PIO en un ojo, dos en el otro ojo y, nuevamente, dos veces más en el primero.

En un grupo, las mediciones comenzaron en el ojo derecho, mientras que en el otro grupo, la evaluación empezó con el ojo izquierdo. A las dos semanas, los participantes volvieron a la misma hora del día para continuar con la serie de mediciones, pero en el otro ojo.

El equipo también analizó el grosor central de la córnea de cada ojo, determinando cuál era el ojo dominante y el grado de tensión al cerrar los párpados durante cada toma de PIO.

No hubo diferencia entre ambos grupos en cuanto al grosor de la córnea, el diagnóstico de cataratas o de ojo seco, el uso de fármacos oftalmológicos o el equivalente esférico.

Pero en la primera y la segunda consultas, la PIO original del primer ojo siempre era más alta que la PIO del segundo ojo, sin importar cuál había sido el primero.

Cuando se medía primero el ojo derecho, la PIO promedio era de 15,1 mmHg para la primera medición del ojo derecho y de 14,1 mmHg para el ojo izquierdo. Y cuando se media primero el ojo izquierdo, la PIO inicial promedio era 14,8 mmHg para el ojo izquierdo y de 14,2 mmHg para el ojo derecho.

Los valores de la PIO disminuyeron en el ojo inicial cuando se lo volvía a controlar durante la misma consulta. Los valores también descendieron entre la primera y la segunda consulta.

En el 6,3 por ciento de todas las mediciones, los participantes cerraron el párpado con una tensión moderada a alta. Esto estuvo asociado con un aumento de los valores de PIO.

No hubo una diferencia significativa de la PIO entre el ojo dominante y no dominante. El ojo derecho era el dominante en algo más de la mitad de los participantes.

Una posible explicación de estos resultados, según los autores, sería que los pacientes están más ansiosos durante las primeras mediciones de PIO, lo que revela valores artificialmente elevados. Además, la tensión moderada a grave al parpadear fue más común durante las mediciones iniciales de la PIO.

Los resultados demuestran que "una sola medición de PIO en una sola consulta no refleja la PIO real de ese ojo", escribió el equipo.

Los autores explicaron que en los pacientes con glaucoma, pequeños cambios de la PIO están asociados con un aumento del riesgo de avance de la enfermedad.

FUENTE: Arch Ophthalmol, del 2011.