Archivo de Público
Lunes, 21 de Marzo de 2011

Lorenzo dice que "la segunda plaza sabe casi mejor que muchas victorias"

EFE ·21/03/2011 - 16:23h

EFE - El piloto español de MotoGP Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) celebra sobre el podio su segunda posición en el Gran Premio de Catar de MotoGP disputado en el circuito internacional de Losail, en Doha (Catar).

El piloto mallorquín Jorge Lorenzo (Yamaha), actual campeón mundial de MotoGP, ha señalado en su 'blog' personal que la segunda plaza obtenida en el Gran Premio de Catar, el primero de la temporada 2011, "sabe a gloria" y "es casi mejor que muchas victorias" porque demuestra que "nada es imposible".

"La pretemporada ha sido complicada, pero al final todo el trabajo realizado ha valido la pena. Ha servido para recoger los frutos. Ha sido sólo una carrera, pero era muy importante para Yamaha y para mí el demostrarnos que podemos, que nada es imposible", señala el campeón mundial.

Lorenzo explica que en los entrenamientos libres fue "de menos a más", notando que cada vez estaba "más cerca de los rivales". "Y en los oficiales y en el 'warm-up' terminé de convencerme de que podía", agrega.

"El equipo me dio calma, me dijo que pilotase como sabía y que seguro que poco a poco me iría sintiendo mejor. 'Tienes que creértelo', me comentó uno de mis mecánicos después del 'warm-up'. Y así fue como apreté los dientes", dice Lorenzo.

Al narrar la carrera del domingo en Losail, Jorge Lorenzo escribe: "En la salida pude colocarme tercero detrás de Stoner y Pedrosa, en una salida en la que me coloqué en el exterior para situarme por fuera en la curva".

"Me sirvió para no perder tiempo con las Honda e intentar ponerme delante, pero, aun así, pronto me pasaron y me recoloqué en la tercera posición sin dejar que nadie más se me pegase. Intenté coger mi ritmo, lo que evitó que perdiese más de dos segundos con la cabeza y esperase la oportunidad. Y de repente me vi enganchado a Pedrosa", recuerda el piloto balear.

"La verdad es que en la parte final me sentí muy bien y no vi imposible coger a Casey, pero a tres vueltas del final tuve un susto que casi me cuesta la carrera, irme a casa con cero puntos. Por esto que la segunda plaza de ayer sabe a gloria; es casi mejor que muchas victorias. Lo celebré eufórico, fue una sensación muy especial y mirad que yo el año pasado celebré 16 podios y nueve triunfos", añade.

Lorenzo da las gracias a todo su equipo, "que ha sido muy paciente" con él "en unos momentos en que ha habido nervios, dudas", y a su club de seguidores, "que no ha bajado los brazos" y ha "visto sus muestras de apoyo en todo momento".

Asimismo, el mallorquín dedica la carrera "al pueblo de Japón", al que se siente "muy vinculado". "Sé que no está viviendo un buen momento. Entre todos lo superarán, porque, como dije al inicio, nada es imposible", afirma.

Lorenzo se despide hasta la carrera de Jerez, "la pista más mágica que existe en el mundo". "Ahora a descansar un poquito en casa, que diez días en Catar logran que eches de menos tu tierra", concluye.