Archivo de Público
Lunes, 21 de Marzo de 2011

Las multas por radares caen un 62% desde la implantación de los 110 km/h

Desde el mismo día en que Rubalcaba anunció la reducción del límite de velocidad, los conductores pisan menos el acelerador, según un informe

EFE ·21/03/2011 - 13:51h

ANGEL NAVARRETE - Un control de velocidad durante el día que entró en vigor el nuevo límite de velocidad.

Los conductores pisan menos el acelerador desde que el pasado 25 de febrero el Gobierno anunció que iba a reducir la velocidad máxima en todas las autopistas y autovías de 120 a 110 kilómetros por hora con el fin de mitigar los efectos de la escalada del precio del petróleo por el conflicto de Libia.

Así lo evidencia el informe oficial de radares fijos, que cifra en 6.335 el número de denuncias realizadas por estos detectores de velocidad en la semana del 21 al 27 de febrero y en 5.857 en la del 14 al 20 de ese mes. Pero desde que se anunció la medida, los conductores ya bajaron la velocidad a la hora de conducir pues en la semana del 28 de febrero al 6 de marzo se contabilizaron 4.329 denuncias de radares fijos, es decir cerca de un 32% menos que la semana anterior.

Ya con el nuevo límite en vigor, esta reducción de multas fue más significativa: en la semana del 7 al 13 de marzo se registraron 2.082 denuncias de radares fijos, con lo que disminuyeron un 62% respecto a la media obtenida de las tres semanas anteriores.

Este descenso del número de denuncias por radares fijos se ha conseguido en un corto periodo de tiempo, pero no es suficiente para poder evaluar los resultados de esta medida que se ha adoptado para los próximos cuatro meses, según señalan fuentes de Tráfico.

La medida entró en vigor a las seis de la mañana del pasado día 7 y estará vigente, como mínimo, hasta el próximo 30 de junio.

A partir de ese momento, los 117 radares de la red viaria dependiente del Estado se adecuaron al nuevo límite, respetando como siempre un margen de error dado que el cinemómetro o el velocímetro del vehículo del conductor pueden fallar en algunos kilómetros hora.

Los márgenes de error

Sobre ello insistió el pasado día 9 el director general de Tráfico, Pere Navarro, quien dijo que las instrucciones de la Guardia Civil de Tráfico son que la velocidad máxima es de 110 kilómetros por hora, aunque los radares salten a la velocidad que resulte tras la aplicación de los márgenes de error.

Según esos márgenes de error, teniendo en cuenta la orden del pasado mes de noviembre por la que se regula el control metrológico del Estado de los instrumentos destinados a medir la velocidad, los radares fijos podrían saltar al rebasar los 116 kilómetros por hora y los móviles a 118.

Precisamente, un informe jurídico encargado por la Unión de Oficiales de la Guardia Civil (UO) concluye que con el nuevo límite de velocidad existe el "deber de formular denuncia" cuando el cinemómetro de los radares fijos indique 116,0075 y el de los móviles 118,2885.

El informe ha sido encargado por la asociación con el fin, dice, de aclarar las "dudas" surgidas entre los guardias civiles de Tráfico tras el nuevo límite y ante las instrucciones verbales "confusas" que dicen haber recibido y que les "instaban a mantener, a efectos de sanción, los límites vigentes con anterioridad" al de 110 km/h.

Es decir, señalaba en su día la asociación, "como si la velocidad máxima siguiese siendo de 120 km/h, lo que implica que los radares salten y se denuncie al rebasar los 132 km/h".