Lunes, 14 de Enero de 2008

Denuncian el envenenamiento de refugiados kenianos

Las autoridades ugandesas han decidido separar por tribus a los refugiados

EFE ·14/01/2008 - 11:56h

Las autoridades de una comarca ugandesa en la frontera con Kenia han decidido separar por tribus a los refugiados procedentes del país vecino después de que se descubriera un intento de envenenamiento y para evitar discordias étnicas.

Según datos del Gobierno de Uganda, hasta el pasado 9 de enero habían sido registrados 6.130 kenianos que buscan asilo en Uganda a raíz de los disturbios registrados en Kenia tras las elecciones del 27 de diciembre, que han causado cerca de 600 muertos y 250.000 desplazados.

“Detuvimos a dos hombres, que se cree son de la tribu kalenjin, cuando les sorprendimos mezclando veneno con  la comida de los refugiados de la escuela de St. Jude”, dijo por teléfono el comisario del distrito fronterizo de Tororo, Bimpabaza Hashaka.

El grupo tribal keniano más numeroso y que ha sido el principal objetivo de los ataques es el kikuyu. A él pertenece el presidente del país, Mwai Kibaki, reelegido en unos comicios que la oposición y los observadores sostienen fueron fraudulentos.

La oposición ha convocado protestas masivas a partir del miércoles, mientras sigue sin producirse un acuerdo que resuelva la crisis política generada por las elecciones. La organización Human Rights Watch ha pedido al Gobierno keniano que ordene urgentemente a la Policía que deje de usar “fuerza excesiva y letal” en la represión de las protestas.

Noticias Relacionadas