Archivo de Público
Lunes, 21 de Marzo de 2011

Altos mandos militares de Yemen apoyan las protestas contra el régimen de Saleh

El número dos del Ejército y otros dos generales envían tanques para proteger a los miles de manifestantes en Saná

·21/03/2011 - 12:43h

Yemen se parece cada vez más a Egipto: tras semanas de revueltas, algunas personalidades del régimen empiezan a renegar de su presidente, Ali Abdalá Saleh, y a unirse al pueblo, que cada vez más indignado, pide reformas democráticas. En concreto, los altos mandos militares han exigido la dimisión de Saleh y han enviado a las tropas a proteger a los miles de manifestanets que un día más han salido a la calles de saná a protestar, según cuenta Al Yazira.

Ese es el paso que ha dado el considerado "número dos" del Ejército yemení, el general de división Mohamed Ali Mohsen.  En un vídeo difundido este lunes por el canal Al Yazira, Mohsen anuncia  su apoyo "a la revolución del pueblo y sus peticiones". Junto a él otros dos generales se han puesto del lado de los manifestantes.

El anuncio llega sólo un día después de que el presidente yemení, Ali Abdalá Saleh, destituyera al Gobierno tras la renuncia de varios ministros en protesta por la violenta represión de las revueltas populares.

Mohsen, que es además hermanastro de Saleh, explicó que "la opresión contra los manifestantes pacíficos reunidos en las plazas de las provincias del país ha causado una crisis, que ha aumentado día a día y que lleva al país al borde de una guerra civil". 

Como consecuencia, según el general, muchos jóvenes, intelectuales, jeques, miembros de las dos cámaras del Parlamento, ministros y miembros de distintas tendencias políticas han presentado su dimisión para apoyar la revolución pacífica de los jóvenes.

"Anuncio de su parte (soldados y oficiales de las fuerzas armadas) nuestro apoyo pacífico a la revolución pacífica de los jóvenes y a sus peticiones", afirmó el dirigente militar.

"Vamos a llevar a cabo nuestro papel de proteger la seguridad y la estabilidad en la capital y donde sea necesario junto a nuestros hermanos de las fuerzas armadas", añadió, Mohsen que, en ningún momento, anunció su renuncia.

Dimisiones en cadena

En las últimas horas han dimitido los embajadores de Yemen en Jordania Y Siria.  Más dimisiones a sumas a las que ha habido en los´últimos días: han dimitido los ministros de Turismo, de Asuntos Religiosos y de Derechos Humanos, así como otros 17 diputados y responsables gubernamentales y ayer el presidente destituyó al Gobierno.

La oposición yemení lleva semanas protagonizando protestas en Saná y en otras ciudades para pedir el final del régimen de Saleh, en el poder desde la unificación del país entre el norte y el sur, en 1990.

Coincidiendo con el rezo del mediodía de este lunes, unas diez mil personas se han concentrado en la plaza de Saná rebautizada como la plaza del Taguir (cambio, en árabe), en cuyos accesos han sido desplegados decenas de militares desde la tarde de ayer.

Asimismo, vehículos militares se han posicionado junto a los principales edificios gubernamentales de la capital y la sede del partido gobernante, así como en distintas oficinas bancarias.