Archivo de Público
Lunes, 21 de Marzo de 2011

El ahorro y la nuclear fijan la hoja de ruta

El informe de FAES aborda un amplio número de cuestiones con escaso aterrizaje y concreción

A. M. V. ·21/03/2011 - 08:00h

Las centrales nucleares españolas están a punto de amortizarse. Albert gea

El informe Propuestas para una estrategia energética nacional con el que la Fundación del PP nutre de ideas al partido conservador, pivota sobre varias premisas, como el "retorno nuclear" o el ahorro de costes. Estas son algunas de ellas.

Centrales nucleares

FAES aboga sin tapujos por un "retorno nuclear", que incluya la prolongación de la vida de las centrales existentes (incluyendo a Garoña, gemela de Fukushima) hasta los 60 años y la construcción de otras nuevas. Afirma que la seguridad de las centrales está "fuera de toda duda" y resalta las bondades económicas de esta tecnología, sobre la que constata un "cambio de opinión". "Las personas, cuando disponen de información incluso limitada son perfectamente capaces de adoptar posturas racionales y orientadas al interés general", dice. El informe menciona de pasada la cuestión de los residuos nucleares, para la que aún no existe solución. Se limita a decir que su gestión "está asegurada y garantizada".

Apuesta por buscar crudo en España, pero en Canarias y no en Valencia

 Ahorro energético

FAES dice que "las políticas de ahorro y eficiencia energética y de reducción de la intensidad energética de las economías son un medio para reducir la presión sobre los precios del petróleo y de las restantes energías primarias de origen fósil". Apoya medidas que figuran en el plan de ahorro del Gobierno, que el PP ha tachado de "ocurrencias". Entre ellas, la puesta en marcha de campañas de sensibilización y el impulso a las empresas de servicios energéticos, que realizan proyectos de ahorro y cobran con lo que deja de pagar el cliente en su factura. Según FAES, este sector, al que el Gobierno ha destinado una línea de crédito de 600 millones de euros, es "una vía de actuación singular". La fundación también propone "políticas de mejora de la eficiencia energética en el sector del transporte [que no explicita], incluyendo el fomento del transporte de mercancías por ferrocarril". Aporta propuestas de escasa concreción, como "fomentar, con planes específicos, la mejora de la eficiencia energética en el sector terciario comercial y residencial, orientándolos a soluciones basadas en el mercado y a proyectos intrínsecamente rentables" y "priorizar" la eficiencia energética en los programas de I+D+i.

Plan de contadores

El informe, que menciona fugazmente al coche eléctrico, apuesta por fomentar los contadores electrónicos, una medida que lleva tiempo en marcha, a través del denominado Plan Contador, aprobado en 2009. Este programa pretende que todo el parque de contadores sea electrónico (lo que permite gestionar la demanda y optimizar el consumo del cliente) para cumplir con la normativa europea.

Prospecciones

El documento aboga por "un marco administrativo ágil y transparente que permita la exploración de los recursos petrolíferos y gasísticos potencialmente disponibles en territorio y aguas españolas, como las situadas cerca de las islas Canarias". El PP, incluyendo a su presidente de honor, José María Aznar (líder de FAES), se ha mostrado a favor de buscar crudo en España, aunque con matices. Ha apoyado sin reservas las prospecciones en Canarias, pero rechaza que se haga lo mismo frente a las costas de Valencia.

Menos costes

De forma ambigua, el documento aboga por "una reducción significativa de los costes energéticos y por una adaptación progresiva de las tarifas a los costes reales" y recuerda que "un precio indebidamente bajo por no recoger el déficit [tarifario] incita al consumo o, al menos, no al ahorro, haciendo así vano cualquier intento de mejorar la eficiencia energética". FAES no aclara si implicaría que la luz debe subir.

Bono social

La propuesta pide que los planes de eficiencia energética dejen de sufragarse con la tarifa de la luz, algo que ya se hace desde el año pasado, y considera que el bono social (que ofrece tarifas reducidas para los más desfavorecidos) es una medida "ineficiente" e "injusta", que pide sustituir por incentivos fiscales.