Archivo de Público
Domingo, 20 de Marzo de 2011

Según EEUU, la operación aliada no tiene como objetivo a Gadafi

EFE ·20/03/2011 - 21:33h

EFE - Libios leales a Gadafi asisten al funeral de las víctimas de los bombardeos de la coalición internacional, según las autoridades libias.

La operación aliada "Amanecer de la Odisea" no tiene como objetivo a Muamar el Gadafi dijo hoy el director del Personal Conjunto en el Pentágono, William Gortney, quien aseguró que las fuerzas del líder libio están cada vez más aisladas y confusas.

"No estamos persiguiendo a Gadafi", señaló en rueda de prensa Gortney, quien afirmó que el total de misiles de crucero Tomahawk lanzados ayer por Estados Unidos y Gran Bretaña alcanzó los 124 y confirmó el ataque de su país contra la base aérea libia de Ghardabiya.

El vicealmirante estadounidense señaló que la operación aliada lanzada ayer por Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia ha sido "muy efectiva" y ha disminuido "significativamente" la capacidad aérea del régimen de Gadafi.

El Pentágono ha detectado también una reducción "significativa" en el uso de "todos" los radares, explicó Gortney.

Añadió, además, que los ataques contra efectivos terrestres de Gadafi en el bastión rebelde de Bengasi han sido "bastante exitosos", aunque precisó que la ciudad oriental libia es susceptible todavía de sufrir ataques adicionales.

Hizo hincapié por lo demás en que la campaña militar en marcha es un "esfuerzo internacional" cuyo objetivo es implementar la resolución aprobada el jueves pasado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que impuso una zona de exclusión aérea sobre el país norteafricano.

Destacó que España, Dinamarca y Qatar se han sumado también a la coalición integrada originalmente por EEUU, Gran Bretaña, Francia, Italia y Canadá.

Dijo esperar que otros países árabes entren a formar parte de la misma, aunque no ofreció detalles concretos.

Adelantó, asimismo, que EEUU cederá en los próximos días el liderazgo de la operación a un comandante de la coalición aliada, sin embargo, dijo que los detalles finales todavía no están perfilados.

Aseguró no tener constancia de que haya víctimas civiles en las zonas bombardeadas y cifró en "docenas" el número de tropas libias que podrían haber fallecido en Bengasi.

Afirmó que ninguno de los aviones que participan en la operación "Odisea del amanecer" han sufrido daños.