Archivo de Público
Lunes, 21 de Marzo de 2011

La vista de hoy en el Supremo decidirá el futuro de Sortu

Se espera que la sesión acabe esta mañana si la formación no pide pruebas

ÁNGELES VÁZQUEZ ·21/03/2011 - 08:00h

Sede del Tribunal Supremo. guillermo sanz

El salón de plenos del Tribunal Supremo volverá a ser testigo hoy de una vista en la que se decidirá el futuro de una formación política que pretende concurrir a las próximas elecciones. La Sala del 61 está acostumbrada a enfrentarse a estas situaciones. Lo lleva haciendo desde que entró en vigor la Ley de Partidos. Pero esta vez será la primera desde la ilegalización de Batasuna en 2003, en que tendrá que pronunciarse sobre un partido que se desvincula de la violencia de ETA y que apadrina directamente la izquierda abertzale.

Sortu ofrecerá una oportunidad ideal para comprobar si los 16 magistrados que componen la Sala Especial vuelven a dictar una resolución por unanimidad o plasman sus discrepancias en votos particulares. Las diferentes sensibilidades de los magistrados no han influido hasta ahora: todas las agrupaciones electorales que ha intentado presentar Batasuna para burlar su ilegalización han sido anuladas y todos los partidos cuestionados han salido malparados.

Abogado del Estado, fiscal y la formación defenderán sus tesis ante la Sala del 61

El Tribunal Constitucional ha confirmado, además, toda la jurisprudencia del Supremo, salvo en una ocasión: Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos recibió el visto bueno del TC para concurrir a las elecciones europeas de junio de 2009, aunque no obtuvo representación.

"Parece claro que ahora la izquierda abertzale ha movido ficha. La historia es determinar si la ha movido lo suficiente", señalan fuentes jurídicas consultadas por Público. Aunque confiesan que cada proceso de ilegalización ha planteado una nueva situación nunca antes abordaba.

Varios intentos

La clave es determinar si la izquierda abertzale ha cambiado

A las agrupaciones electorales, les siguió un partido, Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB), y a él, el Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera). Acción Nacionalista Vasca (ANV), fundado en 1930, planteó otro desafío en 2007. La Justicia anuló parte de sus candidaturas, sólo las listas que se entendió contaminadas por Batasuna. El partido fue ilegalizado en enero de 2009.

La vista pública en la que se decidirá el futuro de Sortu no será exactamente igual que aquella celebrada el 16 de mayo de 2007, tras la que la Sala del 61 negó la inscripción de ASB en el registro de partidos.

El auto dictado entonces fue esgrimido por el abogado Iñigo Iruin a la hora de defender a la nueva formación. Hizo especial referencia a la conclusión de resolución sobre su negativa a condenar el terrorismo.

La vista de ASB fue breve, sin testifical. Hoy, con Sortu, las partes propondrán pruebas, se opondrán a las que no crean pertinentes y defenderán sus demandas y sus alegaciones. La Abogacía del Estado y la Fiscalía, representados previsiblemente por el abogado del Estado jefe del Supremo y el fiscal jefe de la Sala Tercera, Antonio Narváez, defenderán, por este orden, que se tome declaración a la media docena de policías y guardias civiles que firmaron los informes en los que se han basado sus demandas.

Sortu, en cambio, ya anunció en sus alegaciones que se opondría a que se les interrogara como testigos-peritos, al ser sus opiniones "muy cualificadas". Hasta ahora, la Sala ha aceptado interrogarles en esta condición. Además, como Sortu rechazaba la celebración de una vista, no proponía más prueba que la documental.

Al decidir la Sala celebrarla, existe la posibilidad de que su representación legal proponga alguna prueba hoy mismo. Si se trata de testigos, y son aceptados por la Sala, esta se vería obligada a continuar otro día. En caso contrario, como las pruebas de los demandantes sí estarán hoy a disposición del tribunal, el acto podría darse hoy por concluido.

Antes de las elecciones

En el caso de ASB, la Sala del 61 resolvió el mismo día de la vista. En esta ocasión, se prevé que el alto tribunal llegue a una conclusión esta semana, de forma que Sortu, si se permite su inscripción, no se vea perjudicado en la campaña electoral. Si se entiende que se está ante una formación heredera de Batasuna, Sortu podrá recurrir al Constitucional (lo que difícilmente ocurrirá al contrario, porque será complicado alegar la violación de derechos necesaria para solicitar el amparo). El alto tribunal, que no tiene plazo, debería pronunciarse antes de la proclamación de listas, fijada entre el 13 y el 18 de abril.