Archivo de Público
Domingo, 20 de Marzo de 2011

Más de 600 réplicas del terremoto que causó 20.000 víctimas entre muertos y desaparecidos

EFE ·20/03/2011 - 02:45h

EFE - La luna brilla sobre una calle en ruinas, en la ciudad pesquera de Kamaishi, en la prefectura de Iwate (noreste de Japón) ayer sábado, 19 de marzo de 2011.

Más de 600 réplicas han sacudido el territorio de Japón después del terremoto de 9 grados de magnitud en la escala abierta de Richter del día 11 en la costa noreste, que causó al menos 20.000 víctimas entre muertos y desaparecidos.

Hasta primera hora de la tarde de hoy se produjeron una decena de réplicas, al menos dos en las provincias de Fukushima e Iwate (noreste de Japón) de más de 5 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, según informó la Agencia Meteorológica nipona.

La mayoría de las réplicas tienen su epicentro localizado en las provincias más devastadas por el seísmo del día 11 y muchas se sienten con claridad en Tokio.

Eso ocurrió con un temblor de 5,7 grados sucedido hoy a las 10.30 hora local (01.30 GMT) en la provincia de Fukushima y con otro, de 6,1 grados, localizado en la vecina Ibaraki a las 18.56 hora local (09.56 GMT) de este sábado.

Las réplicas no han provocado daños graves hasta ahora si bien causan un gran nerviosismo entre una población conmocionada por el fuerte terremoto del día 11, el devastador tsunami que lo siguió y la crisis nuclear desatada en la central de Fukushima.

De acuerdo con el último recuento divulgado este mediodía por la policía japonesa, 8.133 personas murieron y 12.272 siguen desaparecidas.

Esa cifra se incrementará, no obstante, según los cálculos de las autoridades locales.

Según la policía local de Miyagi, que es junto con Fukushima e Iwate la provincia más afectada, sólo en esa provincia el número de fallecidos superará los 15.000.

Nueve días después del seísmo de 9 grados en la costa nordeste de Japón, que causó el peor desastre natural tras la Segunda Guerra Mundial, las esperanzas de encontrar supervivientes son muy escasas.

Los esfuerzos de asistencia se centran en procurar un techo a los supervivientes que han perdido sus casas, entre ellos unos 360.000 evacuados, que en su mayoría permanecen en 2.200 refugios habilitados por las autoridades.

Entre ellos se encuentran los 200.000 evacuados en los alrededores de la planta nuclear de Fukushima, donde técnicos y militares luchan por rebajar la temperatura de sus reactores para evitar peligrosas fugas radiactivas.