Archivo de Público
Sábado, 19 de Marzo de 2011

El Barça sufre por no rematar

Una vez más, el equipo de Guardiola fue amo y señor el partido aunque, con sólo dos ocasiones, a punto estuvo de empatar el Getafe

RUT VILAR ·19/03/2011 - 21:32h

 

No hubo lluvia de goles anoche ante el Getafe. Acongojó incluso el equipo de Míchel a la hinchada del Camp Nou en el último suspiro. Aún así, a pesar de la providencial aparición de Adriano ante Albín a un minuto para el descuento y lo ajustado del marcador, el Barcelona volvió a plasmar este sábado su indiscutible superioridad sobre el césped con un sinfín de detalles. Amo y señor del partido, el conjunto azulgrana, como en otras ocasiones, sufrió al final por no rematar el encuentro cuando tenía al rival a punto del KO.

El equipo catalán deleitó este sábado a la afición con vistosos recursos técnicos: chilena y ruleta de Messi, taconazo de Xavi... En la medular, Mascherano barrió con todo. Y delante, Villa brilló en el desmarque y desafinó, hasta desesperarse, en la definición. Marcaron Alves y Bojan. Y Manu por el Getafe. Y ganó el Barça. Una victoria dedicada a Eric Abidal, convaleciente tras ser operado de un tumor hepático.

Villa y Messi, ofuscados con el gol, no consiguen batir a Codina

En lo que a la alineación se refiere, compareció el Barcelona en el Camp Nou con una novedad por línea. Milito sustituyó al francés lo contrario habría sumergido en el desaliento al argentino, con el que apenas ha contado Guardiola esta temporada, Mascherano dio descanso a Busquets y Bojan ocupó el puesto del lesionado Pedrito. Míchel situó a Albín de falso 9 y dejó a lado y lado del uruguayo a los veloces Manu y Arizmendi. Excepto en algún despiste puntual de la zaga azulgrana, que corrigió con valiosas ayudas, ni el uno ni el otro amenazaron la portería local más allá del gol in extremis del andaluz.

Superado el tanteo inicial, fue Messi quien conectó al Barça al partido. El argentino firmó un remate acrobático tras un desmarque de libro. No logró la Pulga sorprender ahí a Codina, muy atento en la reducción del espacio. El gol del Barcelona llegó tras un servicio de córner. Alves cazó un balón rechazado por el Cata Díaz para armar un derechazo tremendo, desde los 20 metros, y batir, esta vez sí, la portería de Codina.

El zaguero del Getafe protagonizó luego la jugada polémica del partido: un penalti a Villa que, como mínimo en el estadio, pareció clarísimo. Derribó el central al Guaje dentro del área y, cuando el asturiano todavía reclamaba la falta, recuperó el balón Iniesta, el sábado omnipotente y omnipresente, para asistir a Messi en el segundo palo. Como al inicio, a punto estuvo de marcar el astro, pero anoche la luna llena le robó protagonismo.

Xavi ve la quinta amarilla y no jugará frente al Villarreal la próxima jornada

En la primera parte, el Getafe sólo exigió a Valdés tras un resbalón de Piqué el césped estaba muy escurridizo, que permitió un disparo franco de Casquero. Y fue tras la reanudación cuando Bojan y Messi aprovecharon el buen hacer de Adriano en la presión para parir y culminar el segundo gol del Barça, tras tocar el balón en el Cata. Manu puso al Camp Nou con el corazón en un puño y Albín, a punto estuvo de aguarle la fiesta.