Lunes, 14 de Enero de 2008

Ocho soldados mueren, uno de ellos decapitado, en un ataque tras una emboscada con bomba

EFE ·14/01/2008 - 10:55h

EFE - Policías tailandeses inspecciona el lugar de una emboscada en la que murieron soldados tailandeses en el distrito de Chanae de la provincia de Narathiwat al sur de Tailandia, hoy lunes 14 de enero.

Al menos ocho soldados murieron hoy, uno de ellos decapitado, en un ataque de supuestos insurgentes musulmanes tras hacer estallar una bomba en la convulsa región sur de Tailandia, informaron los medios locales.

El ataque tuvo lugar a las 09.00 hora local (02.00 GMT) en el distrito de Chanae en la provincia de Narwathiwat, dijo un portavoz del Ejército a la edición digital del diario "The Bangkok Post".

Los soldados patrullaban la zona cuando un grupo de veinte presuntos guerrilleros detonaron una bomba al paso de su vehículo y les tendieron una emboscada.

Todos los militares murieron y el cadáver decapitado de uno de ellos fue encontrado por las fuerzas de seguridad a unos 50 metros del lugar de los hechos, junto a diverso armamento.

En las tres provincias de mayoría musulmana de Narathiwat, Pattani y Yala en el sur de Tailandia, los ataques con armas ligeras, asesinatos y atentados con bomba se suceden a diario pese al despliegue de 31.000 agentes y de la declaración del estado de emergencia.

Más de 2.600 personas han muerto en la región a causa de la violencia desde que el movimiento separatista islámico reanudara la lucha armada en enero de 2004, tras una década de escasa actividad guerrillera.

Por otra parte, una persona cuya identidad todavía no ha sido revelada murió tras estallar otra bomba el domingo por la noche delante de la vivienda de Suporn Atthawong, antiguo parlamentario del partido Thai Rak Thai del depuesto ex primer ministro Thaksin Shinawatra, según fuentes policiales.