Archivo de Público
Sábado, 19 de Marzo de 2011

106-98. La inspiración de Gasol y el poder de Bynum dan la victoria a los Lakers

EFE ·19/03/2011 - 07:35h

EFE - El jugador de los Lakers de Los Ángeles, Pau Gasol (d), disputa el balón con Darko Milicic (i) de los Timberwolves de Minnesota, durante el juego de la NBA, en Los Ángeles, California (EEUU).

Nada espectacular se dio en el duelo entre Los Ángeles Lakers y los Timberwolves de Minnesota con la excepción de ver al ala-pívot español Pau Gasol convertido en el líder encestador que permitió a los campeones de liga ganar por 106-98 al equipo con la tercera peor marca de la liga.

La victoria, tercera consecutiva, dejó a los Lakers con marca de 49-20 para consolidarse en el segundo lugar de la Conferencia Oeste, un juego por delante de los Mavericks de Dallas (48-21), que perdieron en su campo por 91-97 ante los Spurs de San Antonio (55-13), líderes y el equipo con la mejor marca de la liga.

Gasol jugó 33 minutos para estar dominante en las acciones ofensivas durante todo el partido al conseguir 25 puntos después de anotar 12 de 17 tiros de campo y 1-1 desde la línea de personal.

El jugador de Sant Boi también capturó cinco rebote, puso cuatro tapones y dio una asistencias para completar su trabajo de equipo.

Mientras que el pívot Andrew Bynum volvió a imponer su poder bajo los aros al conseguir un doble-doble de 10 puntos, 14 rebotes y dos tapones que dejaron a los Lakers con el decimoquinto triunfo consecutivo en los duelos contra los Timberwolves.

Sin embargo, Bynum no pudo concluir el partido al ser expulsado cuando faltaban 6:16 minutos para concluir el tiempo reglamentario al recibir una falta flagrante que le hizo al alero Michael Beasley, que cayó de forma espectacular contra el suelo por la acción anti reglamentaria del pívot de los Lakers.

A pesar que no habían jugado en los últimos tres días, los Lakers no mostraron efectos en su baloncesto de equipo y consiguieron el undécimo triunfo de 12 partidos que han disputado desde el descanso del Fin de Semana de las Estrellas.

Los Lakers, que desde entonces sólo han perdido un partido ante el Heat de Miami, no pudieron conseguir su cuarto título consecutivo de la División Pacífico al haber ganado los Suns de Phoenix por 108-97 a los Warriors de Golden State.

Bryant, que le cedió el protagonismo encestador a Gasol, llegó a los 18 puntos para ser el segundo máximo anotador de los Lakers y el escolta reserva Shannon Brown también respondió al papel de sexto jugador tras aportar 14 tantos.

El escolta-alero novato Wes Johnson fue el líder encestador de los Timberwolves al conseguir 29 puntos, su mejor marca como profesional.

Pero su aportación al igual que la de Beasley, que anotó 18 puntos, antes de abandonar el partido tras la dura entrada que le hizo Bynum, no impidieron la decimocuarta derrota de los Timberwolves en los últimos 18 partidos que han disputado.

Las acciones de juego violento se repitieron también entre el escolta Martell Webster y Bryant, que recibió un golpe en la cara, pero sin consecuencias.

Beasley se enfrentó con Matt Barnes tras recibir la dura entrada de Bynum y el alero de los Timberwolves durante todo el tiempo que estuvo en el campo mantuvo una pelea dialéctica y de charla "basura" con el alero Ron Artest.

El ala-pívot Kevin Love se mantuvo en su línea de aportar un doble-doble y lo hizo al conseguir 15 puntos y 13 rebotes para los Timberwolves, que perdieron por décima vez consecutiva en el Staples Center y no han ganado a los Lakers desde el 6 de marzo del 2007.

Aunque los Lakers nunca tuvieron una ventaja clara durante los tres primeros periodos del partido, en la recta final del cuarto surgieron con una racha de 13-3 que iba a ser la decisiva y de nuevo en la misma estuvo involucrado Bryant que anotó un tiro en suspensión y el ala-pívot Lamar Odom encestó un triple.

Los Timberwolves no tuvieron respuesta y el triunfo para los Lakers quedó asegurado, a pesar que Bryant sigue sin estar recuperado de la torcedura del tobillo izquierdo que sufrió la pasada semana en el duelo ante los Mavericks de Dallas.

De hecho, Bryant, aunque tuvo tres días de descanso desde el lunes los Lakers jugaron y ganaron a los Magic de Orlando, falló los seis primeros tiros a canasta y salió el último en la vuelta de los jugadores al campo tras el descanso.

Lo que fue interpretado como que había recibido tratamiento médico durante el descanso y la sesión duró más de lo previsto, pero al final dio resultado y Bryant hizo, como siempre la aportación de los puntos decisivos que el equipo necesitó para conseguir otra victoria.

Ficha técnica:

106 - Los Ángeles Lakers (21+28+29+28): Bryant (18), Fisher (5), Bynum (10), Artest (8), Gasol (25) -cinco inicial-, Odom (8), Barnes (9), Blake (9) y Brown (14).

98 - Minnesota Timberwolves (27+24+23+24): Ridnour (7), Johnson (29), Milicic (8), Beasley (18), Love (15) -cinco inicial-, Tolliver (-), Webster (10), Ellington (2), Flynn (-) y Pekovic (9).

Árbitros: David Jones, Kane Fitzgerald y Bill Kennedy. Señalaron falta flagrante a Bynum, de los Lakers y lo expulsaron. Además también le dieron faltas técnicas a Artest, de los Lakers, y a Beasley, de los Timberwolves. No hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la jornada de baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Staples Center, de Los Ángeles, ante 18.997 espectadores.