Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

El empleado de Sirgo le exculpa de subir películas

Adolfo Fraile aclara que el académico del cine le dio las claves sin mala intención

JESÚS MIGUEL MARCOS ·18/03/2011 - 21:36h

GUILLERMO SANZ - Manuel Sirgo, en el momento de salir de la Jefatura de Policía el jueves.-

Adolfo y su hermano Matías pasaron todo el jueves en la Jefatura Superior de Policía de Madrid. Esposados y sin comer. Les detuvieron a primera hora de la mañana y les soltaron, tras tomarles las huellas dactilares, hacerles fotos y prestar declaración, cuando ya era de noche. Los funcionarios de Policía les trataron bien, pero en algún momento tuvieron que recordarles que "no eran etarras". En realidad, su "delito" había sido subir dos películas a un blog de internet.

Hace dos años, Matías, de 33 años, se quedó en paro. Mientras buscaba trabajo, decidió abrir un blog (totaldirecto2.blogspot.com, eliminado por su creador el jueves por la noche) donde enlazaba películas almacenadas en Megaupload. Su intención, según él, no era ganar dinero. "Hay miles de blogs como el mío. No teníamos publicidad ni cobrábamos dinero. Los links de Megaupload te dan dinero cuando llegas al millón de descargas, pero nosotros no habíamos tenido ni 30.000", ha relatado hoy a Público desde su casa.

Manuel Sirgo ha recibido hoy el apoyo de la Academia del Cine

El limpiador de fotogramas

Su hermano Adolfo, de 40 años, le ayudaba a subir películas. Adolfo trabajó durante 19 años en una empresa de transportes, pero hace cuatro años perdió su empleo. De vez en cuando, colaboraba con Manuel Sirgo, miembro de la Academia del Cine y director de la productora 12 Pingüinos. "Me llamaba para limpiar fotogramas. Me decía: 200 fotogramas. Yo luego le hacía una factura", ha contado este viernes.

Adolfo se llevaba bastante bien con Manuel Sirgo, con el que jugaba a fútbol todos los viernes. Sabiendo que Adolfo era aficionado al cine, Sirgo decidió hacerle un regalo. Tal y como lo recuerda Adolfo, le dio las claves de acceso a la plataforma Videomac, donde la Academia del Cine cuelga las películas que se presentan a los Premios Goya. "Tenía mucha confianza en mí. Me dijo que no le diera las claves a nadie, que era para que viera alguna película el domingo con mi mujer", ha explicado Adolfo.

Pero Adolfo no le hizo caso. Tomó una captura de dos películas, Ispansi y Entrelobos, y las colgó en el blog. "Gilipollas de mí, subí la película. La culpa la tengo yo. Él me dejó las claves con todo su corazón". Demasiado tarde. La entidad de gestión EGEDA, en un rastreo de películas no autorizadas en Internet, reconoció las copias de la Academia de Cine y el martes acudió a la Policía.

Los agentes investigaron a los dos hermanos y descubrieron la vinculación de Adolfo y Manuel Sirgo. Ayer por la mañana les detuvieron a los tres acusados de presunto delito contra la "propiedad intelectual, revelación de secretos e infidelidad en la custodia de documentos".

Tras defender su inocencia, Sirgo ha recibido hoy el apoyo de la Academia del Cine. Adolfo y Matías, sobrepasados por el lío en el que se han metido, pidieron perdón, pero dejaron claro que no robaron las claves. Los tres esperan juicio. Matías ya ha salido culpable de uno: ayer le despidieron de su trabajo como guardia de seguridad por su implicación en este caso.