Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

Blanco garantiza que el AVE llegará a León en 2012

El ministro ha inaugurado hoy la nueva estación provisional del AVE en la capital leonesa

EUROPA PRESS ·18/03/2011 - 16:43h

AFP - El ministro de Fomento junto al alcalde de León.

El ministro de Fomento, José Blanco, ha garantizado que la alta velocidad llegará a León en 2012 como estaba previsto, un anuncio que ha realizado durante la inauguración de la nueva estación provisional del AVE en la capital leonesa.

Blanco también ha confirmado que en 2012 en la capital leonesa funcionarán los trenes tranvía tras la ejecución de los trabajos de integración ferroviaria, de manera que las infraestructuras ferroviarias comprometidas para la ciudad comienzan a ser realidades.

La llegada del AVE a León fue planteada por primera vez por el Gobierno de Aznar, concretamente por el entonces ministro de Fomento, Álvarez Cascos, quien estableció como previsión para su llegada el año 2008, la misma fecha que fijó Rodríguez Zapatero a su llegada a la Moncloa, en 2004, durante el Consejo de Ministros celebrado en la capital leonesa. Desde entonces, la infraestructura ha sido un 'tira y afloja' entre el Gobierno y la oposición que se ha contextualizado en un entorno de promesas y realidades.

Hasta 2007 el Gobierno reiteró en varias ocasiones que 2008 era la fecha en que la capital leonesa contaría con esta infraestrutura, algo que ratificó el propio Zapatero en uno de los encuentros mantenidos con el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

Durante este periodo, representantes del PP vaticinaron en varias ocasiones que el AVE no llegaría a León en 2008 y que el compromiso de Zapatero se vería truncado. Incluso el Grupo Parlamenario Popular se pronunció en las Cortes de Castilla y León sobre este asunto para que la Junta exigiera al Gobierno la modificación del proyecto de Presupuestos Generales para 2008 con el fin de garantizar su ejecución en los plazos previstos.

Paralelamente, el alcalde de León, Francisco Fernández, solicitó una reunión con el presidente de Adif, Antonio González Marín, para reclamar la ubicación en la ciudad del puesto de mando del AVE para el noroeste español.

A finales de 2007, la Consejería de Fomento reiteraba que era "muy difícil" el cumplimiento del compromiso realizado por el Gobierno, "casi imposible", aunque dejó un "margen" a la posibilidad de que se cumplieran los plazos previstos por el PSOE.

Tras la inauguración, representantes del PSOE aseguraron que el AVE llegaría a León "en tiempo y forma", mientras que el PP lamentaba que el Ejecutivo central no concretara plazos sobre la puesta en funcionamiento y finalización de las obras de la línea.

Dos años de retraso

En febrero 2008, Zapatero protagonizó en León un mitin cuando concurrió a la reelección para presidir el Gobierno en el Palacio de los Deportes de León, un acto en el que anunció la inminente adjudicación de las obras de la nueva estación de ferrocarril de la ciudad, una actuación que serviría "para preparar la alta velocidad" que, según indicó, estaría en la capital leonesa en 2010.

Poco más tarde, el titular del Gobierno autonómico reiteraba a Zapatero que los ciudadanos de la Comunidad "querían conocer ya" las fechas de la llegada de la Alta Velocidad a la capital leonesa y a mediados de año el consejero de Fomento, Antonio Silván, expresaba su "tristeza", ya que, a su juicio, las declaraciones realizadas al respecto por la entonces ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, "confirmaban" la imposibilidad de que el tren llegara a León antes de 2010.

En septiembre de ese mismo año Zapatero inauguró el Enlace Sur ferroviario de León, que supuso una inversión de 28,4 millones de euros, para conectar las líneas Palencia-A Coruña y León-Gijón mediante una variante.