Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

En hogares ancianos se usan fármacos innecesarios para infección

Reuters ·18/03/2011 - 15:40h

Por Leigh Krietsch Boerner

Un estudio realizado en dos hogares de cuidados sugiere que los médicos indicarían antibióticos innecesarios a los adultos mayores con posibles infecciones urinarias (IU).

Allí, 2 de cada 5 residentes con problemas urinarios recibieron fármacos inadecuados, lo que, a la vez, aumentó sus posibilidades de sufrir una infección bacteriana.

"Tendemos a sobreutilizar los antibióticos si la familia o el hogar de cuidados así lo pide", admitió el doctor David Dosa, de Brown University, Providence, en Rhode Island.

Los médicos deben tratar una IU con antibiótico si el paciente reúne ciertos criterios clínicos. Dosa, autor principal del estudio, dijo que el sobreuso de los fármacos puede generar resistencia en las bacterias y elevar la cantidad de infecciones difíciles de tratar.

En 6 meses, 1 de cada 7 pacientes tratados con antibióticos para las IU en los hogares de cuidados adquirió Clostridium difficile, una bacteria del tracto digestivo que causa diarrea, calambres y, a veces, inflamación del colon potencialmente fatal.

"Los pacientes y los familiares deberían permitir que los médicos tomen las decisiones clínicas según las guías de tratamiento", dijo el autor, en lugar de pedir antibióticos apenas los pacientes desarrollan una infección.

El equipo estudió 172 casos de posibles IU en dos hogares de cuidados para adultos de Rhode Island; 26 reunían los criterios clínicos para recibir tratamiento antibiótico, mientras que 70 pacientes recibieron los fármacos aunque no reunían los requisitos necesarios.

Dosa, cuyos resultados aparecen en Archives of Internal Medicine, indicó que el temor a subtratar a los pacientes llevaría a algunos médicos a recetar antibióticos fácilmente.

"Estamos generando un problema masivo que dificultará la vida significativamente por la resistencia a los fármacos que creará", dijo Dosa a Reuters Health.

Las IU aparecen cuando una bacteria ingresa a la uretra y, de ahí, a la vejiga. Cuando no se trata, causa daño o infección renal, o, en los casos raros, infecciones sanguíneas fatales.

Según el equipo, la enfermedad es especialmente frecuente en los hogares de cuidados para adultos, donde afecta a casi la mitad de los residentes en algún momento de la estadía.

Para recibir un antibiótico, el paciente debe tener 3 de 5 síntomas que describen las guías para el manejo de las IU, como fiebre o sensación que quemazón al orinar.

Pero los médicos no coinciden en cuándo es el mejor momento para usar antibióticos, indicó el doctor Thomas Hooton, experto en enfermedades infecciosas de la Escuela Miller de Medicina de University of Miami.

"No existe una ley que diga que las guías son perfectas para todos los pacientes", dijo Hooton, que no participó del estudio. Pero agregó que erradicar el uso inadecuado de los antibióticos es un objetivo importante y que el nuevo estudio debería hacer repensar a los médicos sobre cómo utilizan esos fármacos.

FUENTE: Archives of Internal Medicine, online 14 de marzo del 2011.