Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

Rubalcaba vuelve con "la energía" del "pollo al Marañón"

El vicepresidente reaparece públicamente tras la infección de orina que le obligó a ser hospitalizado

T. DEIROS / AGENCIAS ·18/03/2011 - 16:13h

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, reapareció hoy públicamente tras la infección de orina que le ha apartado once días de su actividad normal, y lo hizo con una "energía" renovada que atribuyó al "pollo al Marañón" servido en el hospital madrileño. Pérez Rubalcaba fue tratado en el Gregorio Marañón de una infección urinaria de la que ya ha sido dado de alta a pesar de lo cual aseguró que irá recuperando actividad "poco a poco".

Aprovechó su primera comparecencia habitual de los viernes tras el Consejo de Ministros agradeciendo las bienvenidas de los informadores y los muchos mensajes de ánimo recibidos durante su convalecencia. Agradeció también efusivamente el "espectacular" trato brindado por todo el personal del hospital madrileño, no sólo a él sino a todos los demás enfermos, y tanto por parte de los médicos y enfermeros como de todos los demás, hasta el cocinero, del que elogió su "pollo al Marañón", sin el cual no hubiera podido recuperarse "con la energía que en este momento tengo".

"Todo tiene su tiempo", respondió, al ser preguntado por el momento en el que recuperará también la actividad del partido, pero aseguró que se le verá y que de hecho ya hace vida normal, "si es que la vida que yo llevo se puede llamar normal".

Ley Concursal y negociación colectiva

Durante el Consejo de Ministros el Gobierno ha aprobado el Proyecto de Ley de reforma de la Ley Concursal, que refuerza los procesos 'pre-concursales' al favorecer los acuerdos de refinanciación previa de las empresas para conseguir su viabilidad y evitar que acaben en declarando su insolvencia.

Según anunció Rubalcaba la nueva legislación "llega para aliviar los trámites judiciales, otorgar mayor garantía a los derechos de los trabajadores y mejorar el funcionamiento de la administración, así como del sistema económico".

La nueva Ley Concursal favorecerá los acuerdos previos de refinaciación

La nueva Ley Concursal favorecerá los acuerdos previos de refinaciación en favor de la viabilidad de las empresas, ya que trata de conciliar la satisfacción de los acreedores con la recuperación de la situación de solvencia empresarial, ofreciendo salidas al deudor al margen del proceso concursal.

En su comparecencia, Rubalcaba también afirmó que ve "factible" que las organizaciones sindicales y empresariales alcancen un acuerdo para la reforma de la negociación colectiva. Rubalcaba subrayó que cree que el consenso entre los interlocutores sociales "es factible" y añadió que además puede ser "un buen acuerdo".

No obstante, el vicepresidente advirtió de que el hecho de que piense que el acuerdo es posible no significa que considere que será fácil que sindicatos y empresarios se pongan de acuerdo. "Lo veo factible, lo que no quiere decir que sea fácil ni difícil", dijo.

Unidad ante el "principio del fin" de ETA

Respecto a las últimas polémicas sobre el futuro de Sortu, el vicepresidente ha reclamado la unidad y la prudencia entre los demócratas "ante el principio del fin de ETA".

Pérez Rubcalcaba aseguró que dispone de información que le permite defender la tesis de que "estamos ante el principio del fin" de la banda. Lo creo sinceramente", aseguró, como también está convencido de que los demócratas han llegado "juntos" a ese punto, y así deben seguir, porque "queda poco, pero queda trabajo, y tenemos que hacerlo, y tenemos que hacerlo bien".

En su opinión, es plenamente lógico y normal que llegado ese momento se destapen "distintas sensibilidades, estrategias, opiniones", todas ellas "razonables" cuando además proceden de personas que llevan años trabajando para ese objetivo de ver el final del terrorsmo. De esa forma respondió implícitamente a las palabras del presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, sobre la falta de valentía del Gobierno para legalizar Sortu, y las respuestas que esa reflexión suscitó en todos los ámbitos.