Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

Unos 300 españoles solicitan al Gobierno ser repatriados

El Ejecutivo envía un avión con capacidad para 450 personas que volverá a Madrid el lunes

CAROLINA MARTÍN ·18/03/2011 - 15:34h

EFE - Rubalcaba, el pasado viernes.

Con cerca de 2.000 españoles residentes en Japón, y ante las dificultades para salir del país por la falta de vuelos regulares "hasta dentro de diez días" tras la crisis nuclear, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, confirmó hoy que España ha fletado un avión para evacuar a los residentes en la isla. Una noticia que esperaba la colonia de españoles tras varios días de incertidumbre y malestar con la actuación de la embajada en Japón. Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Rubalcaba ha explicado que los primeros españoles evacuados aterrizarán el próximo lunes en Madrid, si bien no concretó la hora en la que despegará la aeronave desde Tokio.

Según ha informado el ministro, el Jumbo habilitado por el Ejecutivo ha despegado este viernes y dispone de 450 plazas. En él empezarán a regresar todos aquellos ciudadanos que han manifestado su interés de salir de la isla ante la legación de España en el país nipón. De momento, las cifras que maneja el Gobierno, por las peticiones recibidas en la embajada, es de alrededor de 300 personas.

Aunque en el Ejecutivo esperan que "quepan todos en el avión", lo cierto es que no descartan que este vuelo se quede corto. Rubalcaba prevé que la cifra de solicitudes aumentará "cuando se sepa de esta facilidad" ofrecida por el Gobierno para abandonar Japón.

Ante un posible eventual incremento de pasajeros y teniendo en cuenta que el número de residentes es muy superior a la capacidad del avión fletado, el vicepresidente primero ha asegurado que "si aparecen más españoles que quieren volver" mandarán un segundo avión.
La decisión adoptada por el Ejecutivo español está en línea con la tomada por otros socios de la Unión Europea que ya han comenzado a evacuar a sus nacionales. Y se produce en el marco de las dificultades existentes para abandonar Japón en viajes regulares. "Están saturados y no hay billetes que salgan hasta dentro de diez días", ha explicado Alfredo Pérez Rubalcaba. Hasta el momento, además del seguimiento de la crisis nuclear, el Ministerio de Asuntos Exteriores había decidido reforzar la Embajada en Japón con la incorporación de dos funcionarios de emergencias consulares.

Prevención sanitaria

El ministro también se ha referido a las posibles atenciones médicas que podrían necesitar los pasajeros que aterrizarán en España el próximo lunes. Aunque la Organización Mundial de la Salud ha informado de que no cree necesario revisarlos a su llegada, Rubalcaba sostuvo que si algún pasajero la solicita será atendido.