Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

China manifiesta "serias reservas" ante la resolución de la ONU contra Libia

EFE ·18/03/2011 - 08:15h

EFE - El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon (d) es recibido por el primer ministro británico, David Cameron, (i), en la puerta del número 10 de la calle Downing, en Londres, Inglaterra. EFE/Archivo

El Gobierno de China, que se abstuvo en la votación de la resolución de las Naciones Unidas que autoriza la intervención en Libia, expresó hoy sus "serias reservas" y reiteró su oposición al uso de la fuerza en el país norteafricano.

"Nos oponemos al uso de la fuerza en relaciones internacionales y tenemos serias reservas con parte de la resolución"destacó la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores Jiang.

Jiang explicó, en un comunicado, que China optó por abstenerse durante la votación de la resolución "en consideración a la preocupación y opinión de los países árabes y la Unión Africana, además de por la especial situación de Libia".

La resolución también crea una zona de exclusión aérea sobre territorio libio.

La portavoz añadió que China "apoya el compromiso del enviado especial de la ONU para Libia, la Unión Africana y la Liga Árabe para enfrentar la actual crisis en el país de forma pacífica".

Jiang también recordó que el régimen comunista chino siempre ha respetado "la soberanía, independencia, unificación e integridad territorial de Libia", reiterando que la actual crisis en el país debe resolverse a través del diálogo.

China, miembro permanente con derecho a veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidos, fue uno de los cinco países que se abstuvo de votar a favor de la resolución, algo que también hicieron Brasil, Alemania, Rusia e India.

El gigante asiático siempre se muestra de inicio reticente a cualquier intervención internacional en asuntos internos de un Estado, como también ha mostrado en asuntos como los planes nucleares de Corea del Norte e Irán.

Sin embargo, a la hora de la verdad, en rara ocasión ha ejercido el derecho a veto para bloquear medidas de la ONU contra estos países, si bien ha conseguido con sus presiones (apoyado generalmente por Rusia) que las resoluciones incluyan medidas menos drásticas de las propuestas por otros miembros del Consejo.