Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

Ban califica de "histórica" decisión del Consejo y pide acción inmediata

EFE ·18/03/2011 - 05:36h

EFE - En la imagen, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon (c). EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, calificó hoy de "histórica" la decisión del Consejo de Seguridad que autoriza el uso de la fuerza para proteger a la población civil libia de los ataques de las fuerzas de Muamar el Gadafi y detener su ofensiva contra los rebeldes alzados contra su régimen.

"El Consejo de Seguridad ha tomado una decisión histórica", dijo Ban, según un comunicado emitido por la ONU, en el que también señala que "dada la crítica situación sobre el terreno (en Libia), espero acción inmediata en los relativo a las provisiones de la resolución".

Diez votos a favor, cinco abstenciones y ningún país en contra permitieron la aprobación de una resolución auspiciada por Francia, Reino Unido, EEUU y Líbano, que permite la imposición de una zona de exclusión aérea.

"Estoy preparado para asumir mis responsibilidades, tal como se mandata en la resolución, y trabajaré estrechamente con los estados miembros y las organizaciones regionales para coordinar una respuesta conjunta, efectiva y a tiempo", dijo Ban.

La resolución adoptada autoriza a los Estados miembros y a organizaciones regionales como la OTAN a tomar "todas las medidas necesarias" -lo que incluiría ataques aéreos- para "proteger a los civiles y las áreas pobladas por civiles y que están bajo ataque en Libia, incluida Bengasi", el bastión de los rebeldes en la mira de las tropas de Gadafi.

Ban agregó que la resolución 1973 adoptada hoy "reafirma de forma clara e inequívoca la determinación de la comunidad internacional para cumplir con su responsibilidad de proteger a los civiles de la violencia perpetrada en su contra por su propio gobierno".

La resolución adoptada por mayoría del Consejo autoriza el uso de "todas las medidas necesarias", incluyendo el establecimiento de una zona de exclusión aérea para prevenir que "haya más heridos y más pérdidas de vidas", agregó el máximo responsable de Naciones Unidas.

También endurece el embargo de armas a Libia y refuerza las sanciones impuestas el mes pasado a Gadafi y su círculo más cercano de colaboradores, además de incluir medidas para evitar el uso de mercenarios por parte de Trípoli.

Subrayó igualmente que con esta decisión, el Consejo destaca la importancia que el máximo órgano de decisiones de la ONU ha dado al llamamiento a la acción de parte de la Liga Arabe.

Ban, al igual que señala la resolución, pidió un inmediato alto el fuego, así como el cese inmediato de los ataques contra los civiles y el pleno acceso a Libia a las organizaciones humanitarias internacionales para que asistan a los más necesitados.

Aseguró también que la ONU mantiene sus esfuerzos diplomáticos para lograr una solución al conflicto, y agregó que este fin de semana su enviado especial para Libia, Abdel Elah Al Jatib, le informará del resultado de sus consultas en Tripoli y en El Cairo, donde se reunió con el secretario general de la Liga Arabe, Amro Musa.

El secretario general de la ONU avanzó que viajará a la región "para avanzar en los esfuerzos comunes en estos momentos críticos".