Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

Figueruelas parará su producción por falta de piezas niponas

España empieza a controlar la radiactividad de los alimentos que importa de Japón

J. PUJOL / A. M. VÉLEZ ·18/03/2011 - 01:00h

Planta de Figueruelas.

La catástrofe nipona ya incide en el tejido productivo español. La planta de General Motors en Figueruelas (Zaragoza) dejará de producir temporalmente 2.400 vehículos la semana que viene, por la falta de un componente fabricado en Japón que no ha llegado a causa del terremoto del pasado 11 de marzo. La planta parará el próximo lunes, en sus tres turnos, y el viernes, 25, en el turno de tarde. La factoría de PSA en Vigo, en cambio, tiene stock de piezas niponas para, al menos, una semana.

Hay quien ya ve negocio en el desastre. Javier Gómez-Navarro, presidente de las Cámaras de Comercio, cree que, pese a la tragedia humana, "empresas españolas de infraestructuras, situadas entre las principales a nivel mundial, van a poder participar" en la reconstrucción del país. La multinacional 3M cifra el coste en hasta 150.000 millones de dólares, más de lo que se gastó EEUU tras el Katrina.

Más allá de los efectos que, a largo plazo, puede tener el desastre nuclear en el sector energético (Standard & Poor's prevé cambios "de gran alcance" para el mercado eléctrico), su onda expansiva ya afecta a los precios internacionales del gas. Han subido un 5% desde el día 11, según la Comisión Nacional de la Energía.

Respecto a la seguridad alimentaria, y pese a que la Comisión Europea (CE) dice que las importaciones de productos nipones son muy "limitadas", la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, RosaAguilar, afirmó ayer que España"ya tiene activados" controles "singularizados" a los productos procedentes de ese país para comprobar si tienen radiactividad y apeló a la tranquilidad de los ciudadanos.

Aún se desconoce cómo afectará la catástrofe a las empresas del sector fotográfico, que tienen en Japón sus principales oficinas y centros de producción. Canon, líder mundial en cámaras digitales, ha caído un 17,55% en Bolsa en una semana y habla de 15 heridos y daños menores en sus plantas al norte del país, la zona más afectada. Sony ha desalojado una decena de fábricas y ha parado la producción de un semiconductor que se incluye en el sensor digital de gran cantidad de modelos. Nikon ha paralizado su planta de Sindai, donde fabrica los modelos profesionales réflex, cuyos nuevos lanzamientos se mantienen en suspenso. Y Fuji paró tres días la producción de su modelo X100, su novedad estrellapara 2011. Sufrirá ligeros retrasos en su salida, que se esperaba para abril.

Si bien los daños en las empresas no parecen muy importantes, la catástrofe augura retrasos en los lanzamientos, deficiencias en la distribución, subidas de precios y pérdidas para todo el sector fotográfico.