Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

"Me voy sin billete de vuelta"

La ciudadanos españoles hablan de desatención por parte de la Embajada

ELENA HERRERA ·18/03/2011 - 08:00h

EFE - Un hombre duerme en el aeropuerto de Tokio.

El miedo al aumento de los niveles de radiación en Japón tras el accidente de la central nuclear de Fukushima no ha afectado por igual a todos los españoles que viven en Japón. Afincados en la isla desde hace años o en situación intinerante por motivos laborales o de estudio, la colonia española en Japón se debate entre el pavor ante la amenaza nuclear y el empeño en mostrar al mundo que la vida en el país asiático no ha cambiado demasiado.

La murciana Carmen Belén, que vive desde hace diez años en Kawasaki, pertenece al grupo de los que quieren salir cuanto antes de la "pesadilla" en que, a su juicio, se ha convertido Japón tras el accidente nuclear. Belén abandonará el país por su cuenta, al margen del esperado protocolo institucional. "Ayer [por el miércoles] me llamaron de la Embajada y me dijeron que no era necesaria la evacuación, pero yo me voy igual, por la amenaza nuclear". Belén tiene previsto salir del país hoy junto a su hijo de un año y medio, "sin billete de vuelta".

Algunos temen la amenaza y otros insisten en que la situación es normal

Sin embargo, todavía parecen ser muchos los españoles residentes en Japón que no se plantean abandonar la isla. "Tengo toda mi vida aquí. Sólo me iría si estuviera justificado por la gravedad de los hechos", afirma Joaquín Merchante, que vive con su familia en Saitama, donde tiene una empresa de exportación de vehículos.

Merchante se queja de la "desinformación" que ha habido desde la Embajada, aunque ve positivos los últimos movimientos del Gobierno. "Hay que tener en cuenta que no hay billetes para volver a España hasta el 24 de marzo y los que hay oscilan entre los 5.000 y los 7.000 euros", explica.

Sin billetes hasta el sábado

Ayer fue a la Embajada para recoger su pasaporte recién renovado y aprovechó para preguntar por la situación. Esta vez sí obtuvo una respuesta, tal y como explicó en el grupo de Facebook "Españoles en Japón", que está sirviendo de canal de comunicación entre la colonia: "En caso de problemas graves con el tema de la nuclear [...] hay un protocolo de intervencion que será enviado a vuestro correo, pero sólo en caso de máximaemergencia".

Decididos a quedarse en Tokio, donde aseguran que la situación es "totalmente igual" que antes del terremoto, se mostraron también Ana y Rubens, dos jóvenes estudiantes de japonés. "Estamos perfectamente, muy tranquilos. No nos planteamos volver", aseguró Rubens.

Ambos, que se encontraban ayer por la tarde tomando unas cervezas con varios amigos en un bar del centro de Tokio, afirman estar "molestos" por cómo se está tratando la crisis japonesa en los medios españoles. "Están exagerando, la vida aquí es igual que siempre", explica Rubens. "El único cambio es que el Gobierno está reduciendo el gasto de energía", apostilla Ana.