Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

"¡Nucleares no, ni aquí ni en Japón!"

Los ecologistas se manifiestan por el cierre de centrales

PAULA DÍAZ ·18/03/2011 - 01:00h

Los manifestantes se concentraron en la Puerta del Sol de Madrid. Reyes sedano

"No queremos energía nuclear, que queremos la solar porque es más buena, más barata, no mata a la gente y es más natural". Esta fue la cantinela más aplaudida ayer, en Madrid, durante la manifestación que Ecologistas en Acciónhabía organizado en la Puerta del Sol de la capital para pedir el cierre de las centrales nucleares españolas. La improvisada rima la pronunció una manifestante de 70 años. Acudieron unos 2.000 según los organizadores, unos 600 según las Fuerzas de Seguridad, que después se centraron en lemas como "Garoña, cierre ya" o "nucleares no, ni aquí ni en Japón".

La concentración perseguía varios objetivos. El primero, solidarizarse con las víctimas del país nipón, "que además de soportar un terremoto y un tsunami tienen un plus de sufrimiento por la nube de radiactividad", explicó Francisco Castejón, portavoz de Ecologistas en Acción. "Es una pena que no podamos centrarnos en ayudar al pueblo por tener que estar pendientes de la cuestión nuclear", lamentó también un miembro de Greenpeace.

Cierre de Garoña

Por otro lado, las pancartas iban dirigidas a reclamar el cierre de las centrales nucleares españolas, "para que termine ya esta amenaza", apuntó Castejón. "Garoña tiene el mismo sistema de seguridad que la central japonesa de Fukushima y está teniendo graves problemas que hacen urgente el cierre de la instalación", añadió.

A esta petición también se unió Gaspar Llamazares, portavoz de IU en el Congreso, que estuvo presente en las protestas de Madrid. "El tiempo ha demostrado que esta energía no es segura y que las compañías engañan a ciudadanos y gobiernos", sentenció.

Para los pronucleares que alegan que sin esas centrales España tendría un importante problema de déficit eléctrico, los ecologistas responden: "Hemos hecho estudios que demuestran que se podrían cerrar ya y ni siquiera se encarecería la red eléctrica", aseguró el portavoz de Ecologistas en Acción.

Otras 34 ciudades organizaron manifestaciones similares a la de Madrid, que tuvieron especial repercusión en las comunidades que alojan a las centrales. En Valladolid, 200 personas solicitaron el cierre de Garoña (Burgos), mientras que en Extremadura lo hicieron por la de Almaraz, y en Valencia, por Cofrentes.