Archivo de Público
Viernes, 18 de Marzo de 2011

El nuevo ser superior

Mourinho ha convertido el Real Madrid en un club a su imagen y semejanza

ENRIQUE MARÍN ·18/03/2011 - 08:00h

Mourinho, durante una conferencia de prensa. afp

Cuando quisimos darnos cuenta, Mourinho estaba por encima de nosotros y de la institución". La reciente confesión de Makelele sobre la etapa en la quecoincidió con el técnico portugués en el Chelsea sirve para analizar con carácter retroactivo cómo Mou ha seguido la misma táctica en el Real Madrid hasta convertirlo en un club a su imagen y semejanza. Un club donde su protagonismo ya está por encima de los jugadores y de la institución y el poder adquirido le convierte en el nuevo "ser superior", definición que en su día Butragueño empleó al referirse a Florentino Pérez. Rafa Benítez, el fugaz sustituto de Mou en el Inter, también recuerda que a su llegada al equipo italiano le sorprendió que todo siguiera supeditado al mandato de su predecesor. Cuando el Madrid fichó a Mourinho sabía a lo que se exponía, aunque, como paladín del resultadismo que es, hasta que no termine la temporada no se podrá juzgar su gestión. De momento, sólo se pueden enumerar sus conquistas.

Un vestuario sin Raúl y Guti

Sin ni siquiera tener que tomar él la decisión, Mourinho llegó a un vestuario sin Raúl y Guti, dos pesos muy pesados. La plantilla está hecha a su medida, con cuatro jugadores de su agente (Pepe, Cristiano, Di María y Carvalho), Florentino le complació con fichajes tan poco de su estilo como Khedira.

Valdano, echado a un lado

"Si hay que tomar un poco de distancia para que el entrenador se sienta más cómodo, se toma". Después de echarle varios pulsos y dejar claro que él sólo despachaba con el presidente, Mourinho logró que Valdano se echara a un lado.

Hablar de todo, menos del 5-0

La Liga se juega con sus cartas. Que si los arbitrajes, que si el calendario, que si los rivales no juegan con la misma intensidad contra el Barça. Desde la manita del Camp Nou, la consigna en el Madrid es hablar de todo, menos de fútbol. Es más, Mourinho ha amenazado incluso con tirar la Liga si ésta sigue siendo "adulterada".

La Copa ahora sí importa

Finalista siete años después, la Copa recobra importancia para el Madrid. El hecho de que la final sea contra el Barça le da aún más valor a un título que, de ganarlo, le serviría a Mou para justificar la temporada.

Los cuartos, un reto menor

También siete años después, el Madrid se clasifica para los cuartos de la Champions, pero para Mou "es un reto pequeño, algo normal". Así se lo dijo después del partido ante el Lyon a Florentino, que bajó al vestuario a felicitarle.

Pérez y el señorío de Mou

"Defender el Madrid de lo que creemos injusto, irregular y arbitrario también es madridismo y eso es lo que hace nuestro entrenador". Las palabras de Florentino le convierten en cómplice de Mou y de un estilo que dista mucho del histórico señorío blanco.

Cuando habla, habla el club

El discurso institucional es lo que dice Mourinho en sus esperadas ruedas de prensa. Desde el entorno ya le hacen el trabajo sucio con filtraciones sin necesidad de mancharse él. Ironiza con el señorío y con "el discurso del rey", en referencia a Pérez.

Marca el futuro del club

El pasado reciente del Madrid no es su pasado. Mou marca los tiempos y se permite afirmar que "si los títulos no llegan este año, lo harán el próximo". La paciencia la implanta él.

También entrena' a la afición

Mou dice cómo debe comportarse el público del Bernabéu y tras el Lyon se permite juzgar su comportamiento, como si fuera uno más de sus futbolistas: "Ha jugado bien, pero a ratos se esconde, puede jugar mejor".

Los rivales, a su gusto

El Madrid conocerá hoy su rival de cuartos en Champions y las preferencias de Mourinho no tienen que ver con las del club. De hecho prefiere al Barça antes que al Inter o el Chelsea, "porque emocionalmente es difícil jugar contra tu gente".