Archivo de Público
Jueves, 17 de Marzo de 2011

Sale a la luz un Van Dyck oculto en la Real Academia de Bellas Artes

EFE ·17/03/2011 - 22:10h

EFE - Fotografía facilitada por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de "La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos" de Van Dyck y fechado en 1625.

"La Virgen y el Niño con los pecadores arrepentidos" no era una vulgar copia de Van Dyck ni merecía estar en un sótano de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Se trata de un Van Dyck auténtico, fechado en 1625, que la institución presentará mañana, viernes, en público tras un siglo de oscuridad.

Según informó hoy la Real Academia, la obra figuraba en un inventario de 1964 de la Academia como "copia antigua de Van Dyck". Una vez limpio y restaurado el cuadro, se ha confirmado su autoría, según el comunicado de la institución dirigida por Antonio Bonet Correa.

Bonet comparecerá mañana para presentar la obra junto al profesor e investigador de Historia del Arte y antiguo conservador del Museo del Prado, Matías Díaz Padrón. La atribución a Van Dyck "ya no ofrece dudas", señala la Real Academia.

"La Virgen con el Niño y los pecadores arrepentidos" muestra a María Magdalena, el Rey David y, entre ambos, el hijo pródigo. "Postrados ante María y Jesús, son un símbolo del arrepentimiento. El cuadro es un ejemplo del énfasis que la Contrarreforma católica pone en el sacramento de la penitencia", señala la Real Academia.

Según la Academia de San Fernando, "la gran calidad de su estilo y técnica nos permite catalogar la obra en el periodo italiano de Van Dyck. Esto, unido a la proximidad de la documentación citada, no deja dudas sobre su autoría".

El cuadro formará parte de la exposición "Ecos de Van Dyck" patrocinada por la Fundación Cajamurcia y que abrirá sus puertas en Murcia del 1 abril al 8 de mayo, y estará en Madrid del 16 mayo al 26 de junio.

Según la nota de prensa, "la obra se ha creído copia de Van Dyck desde principios del siglo XIX. Se había olvidado su presencia en El Escorial, donde la cita Velázquez en su Memoria de 1656 y la ve el Padre Santos en su Descripción un año después, siempre con grandes elogios".

"Identificada recientemente en la antigua colección del Duque de Medina de las Torres, Virrey de Nápoles hasta 1643, es probable que éste la adquiriese en fechas próximas a la vida de Van Dyck, que murió en 1641", agrega la Academia de San Fernando.

"El Virrey -continúa- la regaló a Felipe IV y por orden del monarca se llevó el cuadro a El Escorial. No faltan referencias a este lienzo en todos los viajeros y eruditos españoles y extranjeros que visitan El Escorial hasta la guerra napoleónica. En ese momento se produce un vacío que se explica por haberse incluido esta obra en un conjunto de cuadros que José I ofrece a su hermano para el museo Napoleón".

Tras la derrota de Napoleón, el lote queda en España y su pista se pierde hasta que aparece en la Academia como "copia de Van Dyck".