Archivo de Público
Jueves, 17 de Marzo de 2011

El TS rechaza las pruebas de Garzón en dos causas

El instructor de las escuchas' y la Sala de lo Penal consideran todas ellas "innecesarias"

ÁNGELES VÁZQUEZ ·17/03/2011 - 14:09h

Baltasar Garzón durante su intervención en la universidad de Ginebra con motivo del Foro de Derechos Humanos./ AFP

El Tribunal Supremo dictó ayer dos resoluciones en las que rechaza los recursos del juez Baltasar Garzón contra la denegación de las pruebas que proponía para defenderse de los delitos que se le imputan en dos de las tres causas que tiene abiertas. El principal argumento en ambos procedimientos, el de las escuchas de la Gürtel y el de los cobros de Nueva York, es similar: que son "innecesarias".

El instructor del caso de las escuchas, Alberto Jorge Barreiro, explica que "considera que cualesquiera que fueren los indicios que tuviera contra los imputados no podía instalar micrófonos en los locutorios penitenciarios si los indicios incriminatorios no se extendían [entonces] también a los letrados" con los que hablaban. Y eso hace "innecesario e inútil" citar al actual instructor del caso Gürtel, Antonio Pedreira, y las demás diligencias solicitadas por Garzón.

Porque, prosigue el juez Jorge, "aunque posteriormente hallara indicios contra esos letrados que desde luego no consta en la causa que así fuera, tampoco esos hallazgos ex post legitimarían su conducta". En su última comparecencia en el Supremo, Garzón apeló al auto de prórroga de las escuchas de la Gürtel que dictó Pedreira el 20 de abril de 2009.

En él están transcritas varias conversaciones. Entre ellas, una en la que José Antonio Choclán, abogado del considerado cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, dice que él y su despacho se quedarían "al margen" de determinado asunto, del que se ocuparían los abogados anteriores del imputado, que entonces también tenían esa condición.

Jorge también critica otras peticiones de Garzón al que llama "avezado instructor que ha investigado durante más de 20 años algunos de los casos penales más relevantes de este país", como la de jurisprudencia sobre nulidades procesales por intervenciones telefónicas. De ella dice que "alberga cierto matiz de falacia argumental al pretender emparejar situaciones que no son equiparables".

El otro auto es de la Sala de lo Penal y convalida la negativa del instructor del caso de los cobros de Nueva York, Manuel Marchena, a pedir información a la Universidad de dicha ciudad por comisión rogatoria y otras pruebas. El Alto Tribunal pide a Garzón algún dato que acredite que el centro docente no envió toda la información para cambiar de criterio, y le propone que aporte lo que crea necesario.