Archivo de Público
Jueves, 17 de Marzo de 2011

OIEA: La temperatura en las piscinas de desechos es muy superior a lo recomendado

EFE ·17/03/2011 - 01:29h

EFE - Una fotografía facilitada el miércoles 16 de marzo por la empresa operadora de la central nuclear de Fukeshima, el Tokyo Electric Power (TEPCO), que muestra los importantes destrozos de los reactores 3 (3-i) y 4 (d). EFE/TEPCO

La temperatura en las piscinas de desechos nucleares de los reactores 4,5 y 6 de la central de Fukushima es muy superior a lo permitido y llega en alguna ocasión a triplicar lo recomendado, informó hoy el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).

"Según los expertos del OIEA, la temperatura en una piscina de combustible usado se mantiene por debajo de 25 grados en condiciones normales de funcionamiento", explicó la agencia.

Esto contrasta con los datos que aporta el OIEA: en la piscina del reactor 4, los últimos datos que se han obtenido, de ayer a las 10.00 GMT, indican que el combustible nuclear estaría a 84 grados.

En el caso de la piscina del reactor 5, la temperatura era de 62,7 grados a las 05.00 GMT de hoy, y en el depósito del reactor 6 se habría alcanzado también a esa hora los 60 grados.

"El OIEA sigue tratando de obtener más información acerca de los niveles de agua, la temperatura y el estado de todas las instalaciones de combustible utilizado en la central de Fukushima Daiichi", concluye la agencia nuclear de la ONU.

El director general del OIEA, el japonés Yukiya Amano, anunció hoy que viajará lo antes posible a Japón, previsiblemente este mismo jueves, para estudiar sobre el terreno la evolución de la crisis y mejorar los canales de comunicación con las autoridades niponas.

Horas antes, el OIEA explicó que "las autoridades japonesas han informado de sus preocupaciones sobre el estado de la piscina de combustible nuclear utilizado en las unidades 3 y 4 de Fukushima Daiichi".

Los reactores 4, 5 y 6 estaban apagados cuando tuvo lugar el seísmo y posterior tsunami del pasado viernes, pero contienen piscinas con barras de combustible atómico usado que pueden sobrecalentarse en caso de evaporarse el agua y emitir radiactividad a la atmósfera.

Las autoridades japonesas han tomado medidas especiales en un perímetro de 30 kilómetros de Fukushima para proteger a la población de la radiación y ha evacuado a unos 200.000 vecinos en un radio de 20 kilómetros a la redonda de la central dañada.