Archivo de Público
Jueves, 17 de Marzo de 2011

Zapatero y Rajoy se atacan con datos sobre convergencia con la UE

El presidente esgrime a su favor la evolución de la renta per cápita

GONZALO LÓPEZ ALBA ·17/03/2011 - 00:05h

Llevan tanto tiempo sacudiéndose, y haciéndolo con la misma mano, que hasta ellos se muestran cansinos en su toma y daca. Volvieron ayer a atizarse Mariano Rajoy yJosé Luis Rodríguez Zapatero a cuenta del bienestar de los españoles, estadísticas en ristre por el hemiciclo del Congreso. No hubo datos ni conclusiones nuevos, sólo la constatación de que la gota malaya es también un instrumento de suplico político.

"Le sobraban bastantes de las palabras que ha dicho para llegar a la conclusión final, que es la de siempre: la falta de credibilidad y que la culpa es de Zapatero". Fue cuanta enseñanza sacó Zapatero de las palabras de Rajoy, que en su boca fueron: "Se necesitan otras políticas que tengan credibilidad y la credibilidad también depende de quién haga esas políticas. Con usted, y el único que no se da cuenta es usted, es imposible generar credibilidad y confianza, dentro y fuera de España".

"Con usted, y es el único que no se da cuenta, es imposible generar confianza"

Atacó el líder de la oposición con estadísticas de convergencia europea, aunque no referidas a la Unión Europea de 27 países ni tampoco a la zona euro de 17, sino a "la Europa de los 15". Y la conclusión fue "que cada vez nos alejamos más de los niveles de bienestar y riqueza de nuestros socios". Entre número y número, deslizó una idea: "En los años de gobierno del PP ganamos diez puntos de convergencia real". O sea: con el PP vivíamos mejor.

Lo que para Rajoy es más y mejor, para Zapatero es menos y peor. "Lo cierto es que cada vez nos alejamos menos. Así lo demuestran los datos, y los datos son concluyentes", proclamó el presidente. Los que esgrimió para refutar la acusación fueron: "Nuestra renta per cápita ha aumentado dos puntos en relación con Alemania, seis con respecto a Francia, ocho con respecto a Italia y nueve en relación con Reino Unido, desde 2003 a 2009".

Y con tales sacramentos, se puso divino el presidente: "Si esto no es mejorar y acercarnos a la renta per cápita, señor Rajoy, que venga Dios y lo vea". El señor Rajoy ya había tirado la toalla hacía un rato: "Usted sabrá lo que hace..."