Archivo de Público
Miércoles, 16 de Marzo de 2011

Ahmadineyad califica de "acto angustioso" la intervención militar en Barein

EFE ·16/03/2011 - 09:12h

EFE - Policías antidisturbios bareiníes (d) disparan balas de goma hacia un manifestante opositor (i), durante los enfrentamientos entre los manifestantes opositores y las fuerzas policiales, cerca de la plaza Lulu (perla, en árabe), en Manama, Baréin, el domingo 13 de marzo. EFE/Archivo

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, calificó hoy de "acto angustioso" la intervención militar de Arabia Saudí en Barein y culpó de ella a Estados Unidos

En declaraciones divulgadas por la agencia de noticias estatal Irna, el mandatario ultraconservador advirtió, asimismo, que esta acción está, no obstante, condenada al fracaso.

"Hacer frente a los civiles bariníes ni es ni comprensible ni excusable. Y no producirá el efecto deseado", insistió Ahmadineyad durante una reunión de gabinete.

"Estados Unidos está tratando de aplacar a las naciones del mundo para poder rescatar al régimen sionista", añadió en alusión a las revueltas que han estallado en el mundo árabe-musulmán.

Más de un millar de soldados, en su mayoría saudíes, adscritos a las fuerzas conjuntas del CCG entraron el lunes en Barein para ayudar a la monarquía suní de ese país a controlar las protestas de la oposición, en su mayoría chií.

Irán, único país del mundo con un régimen chií, ha apoyado las revueltas en Barein, estado que considera una antigua provincia iraní desgajada.

El citado reino, donde la mayoría de la población es chií, acoge desde hace décadas la sede de la V Flota estadounidense, asignada a la vigilancia del golfo Pérsico, zona por la que transita una quinta parte de las reservas mundiales de crudo.

Desde el pasado mes de febrero, es escenario de protestas de la oposición, que exige la instauración de un estado parlamentario y mayores libertades.

Ayer, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Alí Akbar Salehí, expresó la preocupación de su país por la intervención militar y pidió a la Organización de la Conferencia Islámica (OCI) que medie para evitar cualquier tipo de violencia.

La oposición iraní ha tildado al régimen de su país de "hipócrita" ya que apoya los levantamientos en el norte de África y el Golfo al tiempo que reprime con violencia las protestas en su propio país.