Archivo de Público
Miércoles, 16 de Marzo de 2011

Sarkozy pide al Consejo de Seguridad que apoye la zona de exclusión aérea

EFE ·16/03/2011 - 16:28h

EFE - El embajador de Francia ante la ONU, Gerard Araud, aseguró que "todos los países están dispuestos a ayudar" para trabajar sobre el proyecto que autoriza la creación de la zona de exclusión aérea y refuerza las sanciones impuestas a Libia el mes pasado. EFE/Archivo

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha pedido a los líderes de los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU que apoyen una resolución para establecer una zona de exclusión aérea sobre Libia.

En una carta difundida hoy por la presidencia francesa, el jefe del Estado galo pide en nombre de Francia que "todos los miembros del Consejo de Seguridad apoyen esa iniciativa".

Sarkozy les solicita que "asuman plenamente sus responsabilidades" y recuerda que "desde el 26 de febrero, el régimen libio no ha tenido en cuenta las demandas unánimes del Consejo" y ha continuado con "sus acciones mortíferas contra su pueblo".

"Ya es hora de que la comunidad internacional, por medio del Consejo de Seguridad, se muestre unida para sacar las consecuencias de esta situación y responder sin demora al llamamiento urgente de la Liga de Estados Árabes", continúa Sarkozy en su carta.

El presidente francés recuerda que el pasado sábado la Liga Árabe adoptó una resolución en la que se hace un llamamiento al Consejo de Seguridad para que asuma "todas sus responsabilidades" en relación con la situación en Libia.

Y se refiere a que los Estados árabes pidieron "que cesen los crímenes" contra el pueblo libio, especialmente por el recurso a aviones de combate y armamento pesado contra los manifestantes".

Sarkozy recuerda también que la Liga Árabe pidió al órgano de la ONU "que tome todas las medidas necesarias para imponer inmediatamente una zona de exclusión aérea contra los aparatos militares libios".

Además se refiere el presidente galo a la decisión de los Estados árabes de que se impongan las "medidas preventivas que permitan ofrecer protección a las poblaciones libias o residentes en Libia o nacionales de otros países".

"¡Salvemos juntos al pueblo libio martirizado!", concluye su carta Sarkozy, quien agrega: "el tiempo ahora se cuenta por días, si no por horas. Lo peor sería que el llamamiento de la Liga Árabe y las decisiones del Consejo de Seguridad fracasaran por la fuerza de las armas".