Archivo de Público
Miércoles, 16 de Marzo de 2011

Zapatero subraya la seguridad de las nucleares españolas

El presidente del Gobierno. no descarta nuevas "exigencias" tras el examen del Consejo de Seguridad Nuclear

PÚBLICO.ES ·16/03/2011 - 10:14h

Los problemas ("apocalípsis", según Bruselas) en Japón derivados de la conjunción fatal de un terremoto y un tsunami y su impacto en las centrales nucleares ha llevado a los gobiernos europeos con plantas de este tipo a reforzar las medidas de seguridad. El Gobierno español, según ha anunciado el jefe del Ejecutivo, va a pedir informes sobre la seguridad de las centrales en España: "Lo que vamos a hacer ahora es asegurarnos más". "Japón debe servir como experiencia, debemos extraer conclusiones, pero conclusiones medidas, conclusiones científicamente avaladas, y eso es lo que debe sostener las decisiones políticas al respecto".

"Lo que vamos a hacer ahora es asegurarnos más"

Además se someterán a los test de estrés pese a que "nuestras centrales están sometidas a rigurosos éxámenes sobre su estado, sobre las calidades de su funcionamiento", ha señalado. Con todo, "hay motivos para mantener la tranquilidad sobre la seguridad de nuestras centrales nucleares", ha tranquilizado.

Zapatero ha comparecido tras la Sesión de Control al Gobierno para recordar que lo fundamental ahora es ayudar a Japón y a los japoneses. Esa es la prioridad. Luego se mirará qué hacer en España. Descartadas las medidas a muy corto plazo, el presidente del Gobierno sí ha recordado que Japón no es España, lo que no evita que la edad de una central nuclear sea "un factor relevante" a tener en cuenta. En este sentido, ha señalado que la central de Garoña "ha tenido un buen mantenimiento, pero tiene la edad que tiene". "Con 42 años parece razonable que procedamos al fin de su actividad", ha aseverado.

El comportamiento de los japoneses ante la catástrofe ha sido una de las virtudes que Zapatero ha querido destacar. Al lado contrario ha afeado las declaraciones del comisario de energía europeo, que ayer habló de "apocalípsis". "Es comprensible que haya palabras dramáticas, pero cuanto más difícil es la situación, más contenidas deben ser las palabras. Recalco que el problema es Japón, los japoneses que están sufriendo. Nuestro primer deber es ayudar a los japoneses", ha señalado.