Archivo de Público
Miércoles, 16 de Marzo de 2011

Los palestinos muestran su desunión en un día de protestas

El llamamiento a la unidad no cala entre los seguidores de Hamás y Fatah

E. GARCÍA GASCÓN ·16/03/2011 - 01:00h

Manifestantes, ayer, en Gaza. ali ali / efe

Miles de palestinos se manifestaron ayer en las ciudades de Cisjordania y de la franja de Gaza instando a la unidad entre Fatah y Hamás, los dos principales grupos políticos, a la vez que exigieron la evacuación israelí de los territorios ocupados. Las manifestaciones más importantes se celebraron en la ciudad de Gaza y en Ramala, pero en ambos casos estuvieron teñidas de un sectarismo que da fe de lo difícil que resultará una reconciliación interpalestina.

En la ciudad de Gaza la concentración inicial se celebró en la plaza del Soldado Desconocido. Los manifestantes portaban banderas palestinas, tal como había ordenado Fatah, y cuando llegaron varios cientos de simpatizantes de Hamás con banderas verdes, los seguidores de Fatah se fueron a la plaza Katiba.

Entrada la noche, la Policía y los matones de Hamás fueron a la plaza con porras de madera y barras metálicas y arremetieron contra los jóvenes de Fatah con la intención de disolver la concentración. Según testigos, los agentes y los gamberros de Hamás se paseaban por las calles céntricas aporreando a cualquier joven que sospecharan que había estado en la concentración de la plaza.

Al mismo tiempo, en la plaza Manara de Ramala se concentraron unas 2.000 personas, en su mayoría jóvenes, que portaban casi exclusivamente banderas palestinas, aunque en algunos casos aislados también llevaban las banderas amarillas de Fatah. Casi todos los congregados dijeron pertenecer a Fatah. De los muros se habían colgado pancartas y grandes fotografías, en su mayor parte del histórico líder Yaser Arafat.

La dirección de Fatah había ordenado a sus juventudes que sólo portaran banderas de Palestina, y en la plaza Manara no se vio ni una bandera verde de Hamás, lo que resultaba chocante y extraño, aunque junto a la plaza sí que había algunas banderas rojas del Frente Democrático para la Liberación de Palestina, que se ha aliado con Fatah.

"Queremos que Israel se retire de los territorios ocupados y que haya un Parlamento palestino unido", dijo Aref, un joven de 23 años que lleva tres días en huelga de hambre reivindicando la unidad interpalestina.

No faltaron las arengas. En su discurso Mahmud al-Alul, del Comité Central de Fatah, hizo algunos llamamientos a la unidad con Hamás que fueron saludadas con abucheos por la multitud.

Barco con armas para Gaza

Mientras, Israel anunció ayer la retención del Victoria, un barco de bandera liberiana y de propiedad alemana que fue abordado a unos 300 kilómetros mar adentro, en aguas internacionales, y que llevaba un cargamento de armas con destino a la franja de Gaza, según dijo el primer ministro, Binyamin Netan-yahu, quien aseguró que las armas procedían de Irán.

Según los israelíes, las armas viajaron desde Irán al puerto sirio de Lataquia y desde allí pasaron por Turquía. El Victoria continuó con rumbo al puerto egipcio de Alejandría cuando fue abordado por los israelíes.