Archivo de Público
Miércoles, 16 de Marzo de 2011

Las víctimas de un falso doctor caen en el olvido

Un supuesto médico estafó en 2005 en Ferrol a cientos de personas

MARIOLA MORENO ·16/03/2011 - 08:00h

MIGUEL RIOPA - Esther Fontán fue estafada por el doctor Coté.

Durante dos años, Esther Fontán frecuentó, a razón de un par de veces por semana, el piso de Ferrol (A Coruña) en el que pasaba consulta el osteópata José Manuel López Pérez, conocido como el doctor Coté. La mujer acudía para tratarse de un esguince cervical, pero acabó con secuelas graves. El tratamiento recibido consistía en inyecciones intravenosas "en los brazos, en la espalda, en las piernas, en las ingles, en el cuello.

"Una vez me dio 30 pinchazos en una sola consulta", cuenta esta mujer, que deslumbrada por el falso médico (fingió ser titulado por las universidades internacionales más prestigiosas) se sometió a una supuesta punción lumbar consistente en la extracción de coágulos de la columna para aliviar sus dolencias que la dejó postrada.

Esther no sabe con exactitud el dinero que se gastó, pero calcula que "miles y miles de euros"; a razón de unos 50 euros cada consulta. Incluso llegó a pagar 600 euros por una prueba diagnóstica. Hasta que un día, alarmada al descubrir el tipo de sustancias que Coté guardaba en un cajón de la consulta, huyó despavorida. Han pasado cinco años de aquello y Esther Fontán, ahora presidenta de la Asociación de Afectados de Intrusismo Médico Sanitario, que aglutina a varios cientos de víctimas del falso médico ferrolano, lucha porque se haga justicia.

"La Consellería de Sanidade nos tiene completamente olvidados. En un primer momento [con la llegada del PP a la Xunta], se reunieron con nosotros para conocer cuáles eran nuestras necesidades. Hasta hoy. Llevamos año y medio sin saber nada más de las autoridades sanitarias y en este tiempo algunas de las víctimas han empeorado su estado, mientras que otros han recibido el alta médica de forma precipitada", cuenta. Aunque, lo que verdaderamente indigna a esta víctima es que todavía se ignore con exactitud las sustancias que les inyectó Coté. Este diario trató en reiteradas ocasiones conseguir una versión de Sanidade, sin éxito.

Libertad bajo fianza

"Un informe de la Agencia Española del Medicamento a raíz de los productos incautados en Vinaròs (Castellón) constató que los fármacos eran ilegales en España. Queremos saber qué sustancias son esas con las que nos envenenó Coté". Así se refiere Esther a la intervención policial del verano de 2009 en la clínica que comenzó a regentar José Manuel López Pérez en la localidad castellonense.

"Aún desconocemos el contenido del informe que hizo el Instituto de Toxicología con los productos incautados en Ferrol, aunque sí sabemos que las sustancias halladas coincidían en un 90% con las que utilizaba en Castellón", explica Esther.

"Sería maravilloso conocer qué tenemos en el organismo para poder comenzar un tratamiento, porque lo que nos inyectó no aparece en las analíticas; somos las víctimas quienes, por nuestra cuenta, tenemos que hacernos pruebas concretas. A mí acaban de detectarme mercurio en la sangre. Seguimos solos y abandonados", concluye.