Domingo, 13 de Enero de 2008

Gianfranco Ferre apuesta por el "lujo discreto" para un hombre vestido de gris

EFE ·13/01/2008 - 22:16h

EFE - El sueco Lars Nilsson, nuevo director creativo de Gianfranco Ferre, con una de sus creaciones para la colección otoño-invierno 2009, durante la Semana de la Moda masculina de Milán, Italia, hoy domingo 13 de enero.

El "lujo discreto" es la clave de la colección que Giafranco Ferre presentó hoy en la segunda jornada de la moda masculina de Milán "Milano Moda Uomo" para el otoño-invierno de 2009, en la que se impuso el gris, los colores cálidos y tejidos de gran calidad.

Ferre presentó una colección para un hombre de gran personalidad que elige personalmente su guardarropa y apuesta por el lujo, un lujo discreto, auténtico, que se hace notar en las ropas que usa, todas confeccionadas con tejidos como el cachemir y su mezcla con alpaca y de ésta con el mohair.

También desfilaron jerséis de tonos suaves, de cuello abierto con botones, y chaquetas de cuadros tipo "Príncipes de Gales", de cuero.

El color predominante es el gris en todas las tonalidades y brillante, acompañado por el blanco y el negro en las camisas y los pantalones estrechos, clásicos.

Salvatore Ferragamo apostó por un hombre clásico, de pantalones estrechos y camisas blancas, cubiertas con grandes fajines del mismo color que las chaquetas que se sobreponen.

El hombre de Ferragamo viste camisas de raso, del mismo tono -el gris domina- que las chaquetas y chaquetones de piel vuelta.También presenta abrigos de cuero hasta las rodillas y jerséis de cuello doble que cae sobre el pecho.

Pantalones estrechos, jerséis de lana de grandes cuellos que cierran al lado, todo ello acompañado de grandes fulard, son la presentación del hombre del Emporio Armani, cuyo desfile contó con la presencia de la cantante Beyonce.

Las chaquetas Armani se acompañan de cinturones que la rodean por debajo del pecho y las complementa con bufandas larguísimas de lana de colores claros, bordadas y con flecos en los bordes.

Frankie Morello también se decantó por el color gris y su grandes bufandas que complementan chaquetas con fajines, siempre grises.

Morello presento también a sus modelos en bañador y tocados con cascos de albañiles o vestidos con pantalones amarillos y camisetas de grandes tirantes superpuestas, que dejaban el pecho al aire.

Vivienne Westwood, en su línea provocadora, sacó a la pasarela modelos adornados con tres sombreros, uno encima del otro, traje de piel estilo "hombre de las cavernas", faldas doradas y chaquetas de esmoquin relucientes.

Sus zapatos y bolsas están decorados con flores y sus camisetas con todo tipo de grafismos.

La colección que presentó Prada se mueve entre la realidad y lo virtual. Sus chaquetas son sensuales y sus trajes minimalistas. Apostó por el tejido "jacquard" (repetición de motivos geométricos de diversos colores).

Miuccia Prada no presentó ningún abrigo, pero juega con los efectos, como se ve en los pantalones que parece llevan doble cintura.

Byblos apostó por el estilo deportivo: chaquetas cortas, pantalones estrechos, botas que parecen estar mojadas y bolsas multicolores.

Desde la India y países cercanos le llegó la inspiración a Alexander McQuenn que presentó unos jerséis estilo tibetano, con bordados y elaborados con lanas de primera calidad.