Archivo de Público
Martes, 15 de Marzo de 2011

Juncker cree que si los países tienen la última palabra, el pacto por el euro está "muerto"

EFE ·15/03/2011 - 11:31h

EFE - El ministro húngaro de Finanzas, Gyorgy Matolcsy (i), y su homólogo austríaco, Josef Proell, durante la reunión de ministros de Finanzas de la Unión Europea celebrada hoy en Bruselas (Bélgica).

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, pidió hoy que la Comisión y el Consejo europeos no pierdan el pulso frente a los países a la hora de negociar la llamada gobernanza económica, porque estima que "si se da a los países la última palabra, el 'pacto por el euro' habrá nacido muerto".

Juncker hizo estas declaraciones en su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, a la que también asistió el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, justo después de que el Ecofin aprobase un sistema de sanciones contra los desequilibrios excesivos y el déficit.

Juncker se ha mostrado satisfecho por el "pacto por el euro", acordado en la cumbre de la eurozona de la pasada semana y que debe ser aprobado formalmente por los jefes de Estado y de Gobierno comunitarios en otra cumbre la próxima semana.

"Celebro que los gobiernos hayan entendido que ya no basta con expresar deseos piadosos, hay que evaluar lo que han o no hecho los estados miembros", ha apuntado Juncker.

A partir de ahora, los países deberán informar a la CE de sus decisiones económicas sobre disciplina presupuestaria para que Bruselas haga una recomendación al Estado miembro que, en contra de lo que propone Juncker, tendrá la última palabra.

El presidente del Eurogrupo ha llamado al Parlamento Europeo a que refuerce en el trámite de enmiendas el papel de la Comisión y el Consejo en la revisión de las cuentas nacionales y ha lamentado que los acuerdos que ahora se negocian dentro del Eurogrupo "sean poco ambiciosos".

Por otro lado, Juncker ha advertido que "es urgente" que se elabore una respuesta global a la crisis de deuda de cara a la cumbre comunitaria de la semana que viene (24 y 25 de marzo en Bruselas) que no esté por debajo de las expectativas de los mercados financieros".

El presidente del Eurogrupo ha animado a "adelantarse a los mercados y tomarse la revancha con medidas rápidas e imaginativas" en lugar de "ir siempre a la zaga".

Olli Rehn, más cauto a la hora de valorar el "pacto por el euro", ha aprovechado parte de su intervención para defender a los Estados miembros que han aprobado medidas de consolidación presupuestaria, como España, de la que ha dicho que "va por buenos derroteros", o Portugal.

Pero el trabajo de la economía europea "hay que culminarlo", ha señalado Rehn, que es partidario de seguir en la línea de "mostrar a los mercados que estamos dispuestos a tomar decisiones por el bien de la estabilidad financiera".