Archivo de Público
Martes, 15 de Marzo de 2011

Gadafi dice que si hay intervención internacional declarará "la guerra santa"

El dictador libio da por hecha la conuista de Bengasi y afirma sentirse "traicionado" por los líderes euroopeos

PUBLICO.ES / EFE ·15/03/2011 - 12:14h

Muamar el Gadafi

Muamar el Gadafi afirma en una entrevista con el diario italiano Il Giornale que si los gobiernos occidentales se comportan "con nosotros" como en Irak, "Libia se saldrá de la alianza internacional contra el terrorismo, nos aliamos con Al Qaeda y declaramos la guerra santa". Es una muestra más de sus desvaríos: en la misma entrevista acusa a los rebeldes de ser precisamente miembros de Al Qaeda.

En cuanto a Bengasi, segunda ciudad en importancia de Libia, situada al este y en poder de los rebeldes, el coronel sostiene que no hay un espacio para el diálogo con los insurrectos porque el pueblo está de su parte, es más, la gente le pide "que intervenga contra las bandas armadas" que, según Gadafi, pertenecen a Bin Laden.

"Negociar con los terroristas de Osama Bin Laden no es posible. Ellos mismos no creen en el diálogo (...) Su idea de la situación en Bengasi es equivocada. La población tiene miedo de esta gente y debemos liberarla", subraya.

La conquista de la Cirenaica, con capital en Bengasi, Gadafi la da por hecha. Los rebeldes "no tienen esperanza, es un causa ya perdida. Hay dos posibilidades: rendirse o escapar. Estos terroristas utilizan a los civiles como escudos humanos, incluidas las mujeres", refiere.

Gadafi asegura que sus tropas avanzan rápidamente hacia Bengasi antes de que se produzca un baño de sangre y "para combatir el terrorismo".

"Las órdenes a nuestras tropas son rodearlos, ponerlos bajo asedio. Si se rinden no los mataremos", asevera.

En cuanto a la ciudad de Misurata, la tercera en importancia en el país y ya asediada, "los terroristas serán procesados, pero la gente normal será perdonada". Habrá clemencia, bajaremos las armas", asevera.

Preguntado si, en el caso de que supere la crisis, está dispuesto a dar un paso atrás y ser sustituido por su hijo Seif al Islam y acometer las reformas, Gadafi responde que "lo decidirán los libios a través de los Comités Populares y el Congreso del Pueblo. Si la elección viene del pueblo yo aceptaré".

"Desorden mental"

El dictador libio asegura que se siente "traicionado" por los líderes europeos. Con el primer ministro de Italia, su hasta ahora "amigo" Silvio Berlusconi,  no mantiene ninguna relación. Gadafi se expresa en términos más duros del presidente francés, Nicolas Sarkozy, del que afirma que tiene una especie de "desorden mental" porque "ha dicho cosas que sólo podría decirlas un loco"

"Estoy realmente sorprendido por la actitud de mis amigos europeos. De esta forma han puesto en peligro y dañado una serie de grandes acuerdos sobre seguridad y cooperación económica que teníamos".