Domingo, 13 de Enero de 2008

Hollywood entrega sus Globos de Oro más deslucidos

La huelga de guionistas ha provocado la sustitución de la tradicional gala por una escueta rueda de prensa donde se nombrarán a los premiados

AGENCIAS ·13/01/2008 - 20:16h

Hollywood asiste hoy atento al desenlace de la 65 edición de los Globos de Oro, que llega a su día clave con una conferencia de prensa y sin gala, y con algunas incógnitas que van más allá de saber cuáles son los ganadores de los cotizados premios.

Los Globos de Oro más deslucidos de la historia del cine, después de quedar reducidos a su anuncio en una conferencia de prensa que se prevé que dure poco más de media hora, conocerán hoy a sus ganadores y responderán a muchas de las preguntas que se han formulado en Hollywood en una de sus semanas más intensas.

Más allá de si el actor español Javier Bardem se lleva por fin un Globo de Oro después de tres candidaturas o de si, como ocurriera el año pasado con The Queen, una producción británica, Atonement, que también lo es, se corona como uno de los filmes imprescindibles del año, lo que muchos se preguntan hoy en Los Ángeles es qué actores asistirán finalmente a una rueda de prensa sin huelguistas y qué impacto tendrá en las audiencias televisivas.

¿Qué actores acudirán? 

El glamour de Hollywood vivía hasta ahora en la gala de los Globos de Oro una de sus noches más importantes del año, pero los más de dos meses de huelga que llevan los guionistas de cine y televisión para reclamar mejoras económicas acabó con una celebración que reunía a las estrellas del séptimo arte en una cena y a cerca de 20 millones de espectadores frente al televisor.

Mientras algunas publicaciones estadounidenses han recomendado alternativas para evitar los que ya se denominan "los premios más aburridos de la historia", las principales cadenas y especialmente la NBC, que hasta el sábado tenía la exclusiva de la ceremonia, cruzan hoy los dedos para que algún conocido reciba en vivo la noticia de que es uno de los ganadores.

Dos españoles nominados 

Bardem, que opta al Globo de Oro al mejor actor de reparto por su papel de sangriento asesino a sueldo en No country for old men y que está en Los Ángeles, donde este fin de semana ha acudido a una de las pocas fiestas que han ofrecido los estudios en Hollywood, podría ser uno de los presentes en el hotel Beverly Hilton.

Tendría así la oportunidad, quizás, de quitarse ante las cámaras la espina de conseguir un premio que ya se le ha resistido en dos anteriores ocasiones: en 2001 por Antes que anochezca y en 2005 por su interpretación del tetrapléjico Ramón Sampedro en Mar adentro, de Alejandro Amenábar.

El otro español candidato, el compositor vasco Alberto Iglesias , que opta al premio a mejor banda sonora por el filme The Kite Runner, no podrá asistir a la rueda de prensa, confirmaron a Efe fuentes cercanas al músico, ya que estará volando desde Nueva York a Madrid.

Iglesias regresa a España para continuar con la composición de las bandas sonoras de las dos nuevas películas que el director Steven Soderbergh prepara sobre la figura del Che Guevara: Guerrilla y The Argentine, que se estrenarán este año.

Candidatos de renombre 

De haber mantenido su formato habitual, los Globos de Oro hubieran reunido bajo el mismo techo a nombres tan destacados como George Clooney, Daniel Day-Lewis, Denzel Washington o Viggo Mortensen, que compiten por una estatuilla como mejor actor en película dramática. También a Cate Blanchett, Angelina Jolie, Jodie Foster y Keira Knightley, que compiten como mejores actrices.

En el apartado de comedia o musical destacan las candidaturas de Johnny Depp, Tom Hanks y Philip Seymour Hoffman, y las de las actrices Helena Bonham-Carter, Nikki Blonsky, Ellen Page y Marion Cotillard, a la que muchos sitúan como ganadora por su interpretación de Edith Piaf en La vie en rose.

Las películas que aspiran a llevarse mayores premios son la británica Atonement, la aclamada historia de amor y celos dirigida por Joe Wright y que cuenta con siete candidaturas; la comedia Charlie Wilson's War, con cinco; y la aclamada No country for old men de los hermanos Joel y Ethan Coen, con cuatro.

También con cuatro candidaturas figuran la nueva aventura de Tim Burton, Sweeney Todd, y la última producción del polifacético George Clooney, Michael Clayton, aunque varios críticos han apuntado que la cinta There will be blood, de Paul Thomas Anderson, podría dar la campanada y coronarse como mejor película del año.