Archivo de Público
Martes, 15 de Marzo de 2011

El PP vasco se queda solo contra la marca abertzale

El PSE refrenda las declaraciones del lehendakari sobre Sortu

GUILLERMO MALAINA ·15/03/2011 - 08:00h

GUILLERMO MALAINA - El presidente del PP, Mariano Rajoy, junto al líder del partido en Euskadi, Antonio Basagoiti. humberto bilbao

El PP empieza a quedarse solo en Euskadi con su discurso escéptico ante los pasos dados por la izquierda abertzale, ilegalizada durante el último año hasta la reciente presentación de Sortu y su rechazo a la violencia de ETA.

Desde que, en noviembre de 2009, la izquierda abertzale presentó la Propuesta de Alsasua, en un primer gesto de lo que iba a ser su nueva estrategia, los partidos vascos han seguido su evolución y ajustado sus discursos. La izquierda abertzale ha encontrado en este tiempo más comprensión en el ámbito nacionalista, especialmente en EA y Aralar, pero también en el PNV, más cauteloso. En el PSE, sólo su presidente, Jesús Eguiguren, manifestaba públicamente su confianza. En cualquier caso, todos las formaciones vascas han ido definiendo su discurso. Y, en este momento, sólo el PP y el minoritario UPyD defienden abiertamente que Sortu debe salir del Tribunal Supremo ilegalizada.

El PSE marca su propio discursosin cuestionar la política del Gobierno

El lehendakari, Patxi López, manifestó que la "postura unánime" del Partido Socialista de Euskadi es "respetar" la decisión del TS, pero consideró que "Sortu no es lo mimo que ETA" y que, además, la izquierda abertzale, en esta ocasión, "ha adoptado sus decisiones" y "no se las impone ETA". Ayer, el portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, refrendó las reflexiones del lehendakari en una entrevista en Radio Euskadi. Apuntó que lo relevante es que detrás del discurso de Sortu "estuvieran todos los que en su día han hecho connivencia con la violencia" y dejó la puerta abierta a que este partido sea legal sin que desaparezca ETA. El PSE, que cree que Sortu aún "no ha culminado el camino" para romper con ETA, marca así su propio discurso, sin cuestionar la estrategia seguida por el Gobierno, consciente de que en Euskadi la situación se ve con un prisma de optimismo y en Madrid no se dan esa condición.

El PP vasco, que empieza a quedarse solo con su discurso, también mantiene un mensaje con matices ante la sede nacional de la calle Génova. Cabe recordar que habló de "esperanza", tras conocer los estatutos de Sortu, y ayer su presidente, Antonio Basagoiti, se abstuvo de usar el tono de Estaban González Pons contra el lehendakari. Sin compartir su declaración, dijo que "este tema no tiene por qué" crear fisuras en su pacto.

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, propuso a López acordar en el Parlamento vasco una iniciativa para posibilitar la "participación política plena" de Sortu y valoró su "cambio de postura" respecto a la posible legalización.