Archivo de Público
Martes, 15 de Marzo de 2011

Caamaño cree "jurídicamente evidente" que Sortu no es ETA

El ministro respalda al lehendakari, aunque pide la ilegalización del partido abertzale. El PP insiste al Gobierno en que le desautorice

M. Á. MARFULL / M. J. GÜEMES ·15/03/2011 - 01:00h

El PP colocó ayer nuevas piedras en el muro de críticas con el que ha respondido a las consideraciones sobre Sortu realizadas por el lehendakari el pasado domingo en una entrevista en Público. Los conservadores redoblaron ayer su exigencia al Gobierno y al PSOE para que desautoricen a Patxi López por afirmar que "Sortu no es lo mismo que ETA" y por desligar la legalización de la nueva marca de la izquierda abertzale de la desaparición de la banda terrorista.

El emplazamiento del partido conservador, oficializado el domingo por su vicesecretario de Comunicación, Esteban González Pons, y ampliado ayer por su secretaria general, María Dolores de Cospedal, chocó con el respaldo del Gobierno al lehendakari.

"Jurídicamente es evidente que Sortu no es ETA; si fuese ETA, estarían todos en la cárcel. Son cosas distintas que hay que saber diferenciar, por lo menos, en el plano del Derecho". El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, desoyó de esta forma las advertencias del PP que alcanzó un acuerdo de apoyo institucional al Partido Socialista en Euskadi tras las últimas elecciones y se situó al lado del lehendakari en su diagnóstico sobre la nueva formación abertzale.

Pese a ello, Caamaño subrayó las fronteras que perfilan el discurso del Gobierno sobre el horizonte de Sortu, recordando que el Ejecutivo "está velando por el cumplimiento de la ley" en relación con el estatus legal de la marca abertzale, que analizará la Sala del 61 del Tribunal Supremo.

El titular de Justicia insistió en que "Sortu no se ajusta a la legalidad", razón por la que, según recordó, los servicios jurídicos del Estado presentaron la demanda que está ahora en manos del Supremo para frenar la concurrencia del nuevo partido de la izquierda abertzale a los comicios del 22 de mayo.

"Si [Sortu] lo intenta, allí estaremos para garantizar la aplicación de la ley y que no existan personas que no condenen la violencia en los órganos de Gobierno del Estado", zanjó el ministro de Justicia. En el transcurso de unas jornadas sobre derecho, celebradas en Santiago de Compostela, Caamaño invocó frente a Sortu la reciente modificación en el Congreso de la Ley Electoral para "evitar vías de fraude" por parte de formaciones ligadas a la extinta Batasuna.

Igual que el ministro de Justicia, el Partido Socialista tampoco atendió la insistente exigencia de rectificación pretendida por el PP a cuenta de las declaraciones del lehendakari. "Coincido con lo que ha expresado Patxi López", señaló el número tres del PSOE, Marcelino Iglesias, rechazando que suponga una ruptura del discurso socialista sobre la marca electoral abertzale, como reprocha el PP. A su juicio, "es mucho mejor que Sortu diga que está en contra de la violencia y en contra de los atentados, a que diga que está a favor o que se calle".

López, "dentro del orden"

Iglesias sostiene que las detenciones en Francia muestran la política del Gobierno

El secretario de Organización del PSOE situó, de esta forma, el análisis del lehendakari "dentro del orden de las cosas", aunque se aferró al mismo rechazo a la nueva marca abertzale con el que se parapetó el titular de Justicia.

"La democracia tiene que ser muy exigente con estos grupos", previno Iglesias, por eso, según advirtió, el nuevo partido de la izquierda abertzale tendrá que "demostrar, durante un tiempo, que su nueva posición de rechazo a la violencia y al terrorismo es firme".

Ese plazo no tiene aún fecha de vencimiento, según afirmó, y expirará, en cualquier caso, después de la cita con las urnas del próximo mes de mayo: "Ese tiempo no se ha cumplido ni se cumplirá antes de las próximas elecciones municipales y autonómicas", advirtió el responsable socialista de Organización. "Los tribunales dirán", subrayó, si Sortu está o no presente en las urnas en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

Iglesias recurrió a la detención, el pasado jueves, de la cúpula militar de ETA en Francia como "demostración evidente de que el Gobierno sigue manteniendo la misma política eficaz contra el terrorismo", que es, según subrayó, "la que ha dado buenos resultados".

El intento del Gobierno y el PSOE de escenificar apoyo y naturalidad ante las manifestaciones de Patxi López chocó ayer con la actitud del PP, que se mostró muy molesto por las palabras del líder de los socialistas vascos. Tras la reunión mantenida por la Junta Directiva Nacional del partido conservador, su número dos, María Dolores de Cospedal, las calificó de "desafortunadas" y reiteró que el Gobierno "debería haberlo corregido inmediatamente".

La mano derecha de Mariano Rajoy reconoció que a sus filas no le gustó el contenido de la entrevista de Patxi López: "Nosotros no creemos que Sortu sea una cosa distinta de ETA. ETA es lo mismo, se llame como se llame, y es un tremendo error pensar otra cosa y también pensar, como en otras ocasiones, que hay una parte de los buenos y otra de los malos cada vez que llegamos a unas elecciones", proclamó tajante.

"Bien claro"

Cospedal afirmó que el líder del PP se refirió a este asunto, en la reunión de su dirección, para dejar "bien claro" que "ETA es ETA se llame como se llame, ni vía Sortu, ni agrupaciones de electores, ni por cualquier otra vía".

En esta línea, la secretaria general del PP aseguró que el Gobierno tiene "la obligación" de impedir "por cualquier medio" que "ETA esté en la campaña electoral y en los comicios del 22 de mayo".

Los conservadores reclaman desde el domingo al Gobierno una desautorización pública de López. Su responsable de Comunicación, Esteban González Pons, exigió una respuesta al Ejecutivo en 24 horas. Cumplido el plazo, Cospedal rechazó ayer adelantar medidas de presión contra el Ejecutivo. La número dos conservadora dijo que, por el momento, el PP se limitará a perseverar en su denuncia: "Hemos pedido que se rectifique al señor López y lo vamos a seguir pidiendo".

Cospedal aprovechó las referencias a Sortu para reiterar el respaldo de su partido a la manifestación convocada el próximo 9 de abril por la Asociación Víctimas del Terrorismo contra la presencia de esta formación en los comicios del 22 de mayo.

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso de los Diputados, Gaspar Llamazares, aseguró, por su parte, que las declaraciones del lehendakari asegurando que "Sortu no es lo mismo que ETA" las comparten "la mayoría de los ciudadanos en este país". En declaraciones a Europa Press, Llamazares afirmó que el Gobierno "está más atento a lo que opina el Partido Popular que a lo que opinan la mayoría de los ciudadanos", en referencia a la ilegalización de Sortu.