Archivo de Público
Martes, 15 de Marzo de 2011

La Policía Nacional desaloja Corredera 20

El edificio madrileño había sido ocupado por el Patio Maravillas a principios de año

EFE ·15/03/2011 - 00:05h

Agentes de la Policía Nacional, ante el edificio desalojado en la calle Corredera Baja de San Pablo, 20, en Madrid. FUENTE: PATIOMARAVILLAS.NET

El edificio del barrio de Malasaña que fue ocupado la víspera de del día de Reyes por varios colectivos del barrio ha sido desalojado hoy sin incidentes por la Policía Nacional, han informado portavoces del Patio Maravillas y la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La Policía se ha presentado a primera hora de la mañana en las entradas del inmueble por las calles Corredera Baja de San Pablo 20 y Barco 39 y ha entrado sin oposición, ya que en ese momento no había nadie en su interior. Después, dos miembros del Patio Maravillas han podido acceder al inmueble para sacar el material de construcción que estaban utilizando en el interior del edificio.

Varios colectivos sociales del barrio de Malasaña ocuparon el pasado 5 de enero este inmueble, en realidad dos edificios unidos con más de 2.000 metros cuadrados de superficie, "ante la intención del Ayuntamiento de Madrid —explicaron entonces— de vender estas dotaciones sociales al mejor postor".

Según el colectivo Patio Maravillas, que todavía mantiene ocupado un edificio en el número 21 de la calle Pez, en 1991 la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) compró estos inmuebles "y comenzó a expulsar a los residentes y a los negocios comerciales que le daban vida", con la promesa de crear un centro social para el barrio, una guardería infantil y seis viviendas tuteladas.

"Engañan a los ciudadanos"

Esta promesa se reflejó por escrito en 2005 pero no se cumplió y luego se aseguró que se rehabilitarían los edificios para albergar 19 viviendas de protección oficial, lo que finalmente no ha ocurrido, añadieron. Destacaron que se trata de edificios de los siglos XVII y XIX que deberían tener el grado de protección más alto por su valor patrimonial.

El 19 de enero, la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid ratificó su intención de enajenar el inmueble para la construcción de viviendas. Aquel día, el concejal de IU Ángel Lara acusó al Gobierno municipal de "engañar a los ciudadanos" porque el PP se había comprometido a que ese inmueble albergara dotaciones sociales. Tras la ocupación, el colectivo Patio Maravillas anunció que iniciaría "trabajos de conservación" en el edificio de Corredera Baja de San Pablo y que realizaría un proyecto de rehabilitación integral que pensaba presentar aproximadamente en estas fechas al Ayuntamiento de Madrid.