Archivo de Público
Lunes, 14 de Marzo de 2011

Los estudiantes argelinos piden una universidad "democrática"

Tras dos meses de concentraciones, los universitarios trasladan a Buteflika sus peticiones para lograr la refundación de las enseñanzas superiores.

EFE ·14/03/2011 - 16:38h

En la escala de protestas por el paro y la subida del precio de los alimentos en Argelia, se suman los estudiantes que, en huelga desde hace dos meses, se concentraron hoy ante el Palacio Presidencial de El Mouradia en Argel.

Llegados a la capital desde varias universidades y escuelas superiores de diferentes regiones del país como Orán, Anaba, Constantina, Setif o Jijel, exigen la completa refundación de la Universidad argelina, ya que consideran "alarmante"  la situación de la institución de enseñanza.

En una carta dirigida al jefe de Estado argelino, Abdelaziz Buteflika, denunciaron que los centros de estudios superiores sufren "una gestión peligrosa en la que la improvisación ha sido privilegiada a la reflexión y al consenso".

"Nuestro futuro se puede resumir en una sola palabra: paro", asegura un estudiante

Los estudiantes demandaron además la anulación de un reciente decreto presidencial que reorganiza las titulaciones universitarias, así como la democratización de la Universidad.

Los jóvenes permanecieron concentrados durante algunas horas a unas decenas de metros del Palacio Presidencial en el barrio de El Mouradia, vigilados por una veintena de policías.

"Que cese la humillación, devolvernos nuestra dignidad", "La élite de la sociedad argelina está en paro" o "Inserción laboral inmediata e incondicional de los diplomados", fueron algunos de los lemas escritos en las pancartas que sostenían.

"No cesaremos en nuestras protestas y continuaremos presionando hasta que se acepten nuestras reivindicaciones, nuestro futuro se puede resumir en una sola palabra: paro", afirmó a EFE Lyes, un estudiante llegado desde Constantina, en el este del país.

Los estudiantes han llevado a cabo durante las últimas semanas diferentes protestas y concentraciones ante el Ministerio de Educación Superior en Argel, en cuyas inmediaciones permanecieron acampados incluso durante la noche.

El pasado 21 de febrero las fuerzas policiales reprimieron violentamente una de esas concentraciones ante el departamento de Educación, integrada por centenares de estudiantes.