Archivo de Público
Lunes, 14 de Marzo de 2011

Los riesgos de salud por el accidente nuclear en Japón son bajos y no se expandirán, según expertos

Reuters ·14/03/2011 - 14:59h

Los riesgos de salud por los efectos del terremoto de Japón sobre los reactores nucleares parecen realmente bajos y los vientos probablemente se llevarán cualquier contaminación posible a través del Pacífico, sin amenazar a otras naciones, señalaron expertos.

Después del devastador tsunami del viernes, Tokio luchaba por evitar una fusión de núcleo en tres reactores dañados en la planta de Fukushima, en el peor accidente nuclear desde el desastre de Chernóbil en 1986. Los niveles de radiación también eran elevados en la planta atómica de Onagawa.

"Este no es un problema de salud pública grave por el momento", dijo a Reuters Malcolm Crick, secretario del Comité Científico de Naciones Unidas sobre los Efectos de la Radiación Atómica.

"No será como Chernóbil. Allí el reactor estaba operando a máxima capacidad cuando explotó y no tenía ninguna contención", añadió el experto de la ONU.

Como precaución, se evacuó a alrededor de 140.000 personas de la zona cercana a Fukushima. Crick indicó que una fusión de núcleo parcial en la planta de Three Mile Island en Estados Unidos en 1979 -calificada como de mayor gravedad que el accidente japonés en una escala internacional- emitió bajas cantidades de radiación.

"Muchas personas pensaron que habían estado expuestas después de (el accidente) de Three Mile Island", señaló. "Los niveles de radiación fueron detectables pero en términos de salud humana no fue nada", añadió.

La radiación puede provocar cánceres. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también dijo que el riesgo para la salud pública por las plantas atómicas de Japón se mantenía "bastante bajo".